Chile Popular: Avanza la organización de pobladores y pobladoras [+video]

Crónica del Encuentro de Pobladoras y Pobladores por la Tierra, la Vivienda y la Dignidad.

Por Aurora Valdebenito/Revista Tejer.

Alrededor de 150 pobladores y pobladoras de distintos lugares de Chile nos reunimos en Valparaíso, para comenzar a articular la enorme lucha que tenemos por delante.

Son las 8:00 AM en una mañana de invierno y ya vamos camino a la V Región, ni la lluvia, ni el frio, nos quitan las ganas de participar del encuentro. Benjamín y Alicia del comité de Latorre, Camila y yo (Aurora) del comité de PAC nos vamos juntos. Fuimos invitados por las y los compañeros “Luchadores de lo Hermida” a esta instancia, que se realiza gracias a “Campamentos y tomas en resistencia” y Coordinadora contra la ley anti tomas”.

Cerca de las 10 de la mañana llegamos al lugar, Casa Catarsis, un espacio cultural recuperado hace dos años en pleno centro de Valparaíso. Percibimos de inmediato un ambiente de compañerismo y fraternidad entre alrededor de los 150 pobladoras y pobladores que llegamos desde distintos lugares de Chile. Compañeras y compañeros de Antofagasta, San Antonio y distintas comunas de Santiago que nos reunimos al calor de lo que nos convoca: La lucha por la tierra y un espacio digno donde poder enraizarnos con nuestras familias y nuestras comunidades. 

Después de la bienvenida y el desayuno compartido, nos dividimos en grupos más pequeños para hacer más fluida la discusión. Sacamos papelitos del mesón de recepción para distribuirnos de manera azarosa. A mí me toca el grupo “El día del joven combatiente”, entre varios otros como “Toma La Victoria”, “Mochilazo”, “Revuelta de la chaucha”, “Levantamiento en Ranquil” y “18 de Octubre”. Todos en referencia a hechos relevantes para la historia de nuestra clase trabajadora, que sin duda, marcan nuestra identidad como pueblo y de donde debemos sacar pistas para seguir avanzando en la lucha.

El trabajo en grupos se extendió por alrededor de cuatro horas, acompañado de una metodología de educación popular, como por ejemplo la técnica del teatro del oprimido, que facilitó el diálogo, creando un ambiente de confianza y relajo. El objetivo de la actividad fue identificar tanto las problemáticas de nuestros territorios, fueran tomas o poblaciones, como también las posibles soluciones y acciones concretas que precisamos tomar. Después de unos exquisitos tallarines con salsa de verduras que compartimos al almuerzo, nos dispusimos a compartir nuestras reflexiones en un plenario con todas y todos los asistentes.

Los grupos coincidieron a la hora de identificar las principales problemáticas: desarticulación, machismo, drogadicción, hacinamiento y, por supuesto, la falta de tierra. Aquí me detengo, porque es indispensable entender que la lucha por una casa, es en esencia la lucha por un pedazo de tierra, por un espacio para vivir dignamente en este mundo, por un pedacito de este planeta donde construir nuestro hogar, nuestra familia, nuestra comunidad, nuestra identidad y nuestra historia. Se trata del espacio material que merecemos por haber nacido o migrado hasta aquí, un lugar donde vivir en armonía con la naturaleza y en armonía con la ciudad.

Es aquí donde no nos perdemos, luchamos y lucharemos bajo la convicción de que la tierra no puede y no debe ser un privilegio de quien tiene dinero, ni un bien de consumo que este a merced del capital financiero, de las inmobiliarias y de la avaricia de unos pocos. La casa, el barrio y la ciudad digna es un derecho para nuestra clase y si no accedemos a eso democráticamente, nos toca entonces luchar por ello y defenderlo a cualquier costo, con la porfía que nos caracteriza.

No estaremos esperando por años pasivamente por un subsidio que nos abandone en los límites de la ciudad. ¡Nos organizamos y nos tomamos un terreno! Tampoco seguiremos arrastrándonos ante un banco pidiendo créditos hipotecarios, que nos niegan o nos endeudan por décadas. No seguiremos trabajando por un sueldo miserable para pagarlo todo en arriendo.

Sobre todo aquello reflexionamos colectivamente cuando ya se hace de noche. La larga y enriquecedora jornada se cierra con la obra de teatro “El cordón de la miseria” y con el compromiso de las y los organizadores de juntarse en dos semanas para coordinar un segundo encuentro.

Nosotras y nosotros nos devolvemos a Santiago con la convicción de la necesidad de unir todas las luchas y tejer organización popular entorno a las demandas del pueblo trabajador. El encuentro nos permitió compartir experiencias con compañeras y compañeros iguales que nosotros, con los mismos dolores y sueños. Entre cerro y cerro camino a casa, comentamos la jornada y concordamos en que fue un día de mucho aprendizaje y esperanza.

“Tenemos que aprender a hacer las cosas bien hechas. ¡Ya está bueno de sufrir puras calamidades! ¡Juntémonos, hagamos que tiemblen, somos muchos más los pobres, somos muchos más!”

Luisa Toledo, Funeral Rolando Millante. 19 de Enero 2021.

¡Morir luchando sin casa ni cagando! ¡Morir luchando sin casa ni cagando!

25 de Agosto, 2021.

Fuente: https://revistatejer.cl/cronica-del-encuentro-de-pobladoras-y-pobladores-por-la-tierra-la-vivienda-y-la-dignidad/


Anexo: Registro del  Encuentro de Pobladoras y pobladores por la vivienda, la tierra y la dignidad.

Por Muros y Resistencia. 

 

26 de agosto, 2021.

Fuente: https://www.facebook.com/murosyresistencia

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.