Chile en la memoria. Palabras desde Alemania.

Ejército de Chile tiene el record en atentar contra su propio pueblo para defender a los grandes empresarios. En la foto el 11 de septiembre de 1973 asediando a Salvador Allende y un puñado de combatientes que defienden La Moneda.

CHILE…TAN LEJOS… TAN CERCA

por Ana Maria Diaz (*)/Desde Alemania.

11 de septiembre de l973, 6 de la mañana, suena el telefono… Es un compañero socialista avisándonos que la Armada controla militarmente Valparaíso y llama a la insurreccion al resto de las fuerzas militares, para deponer al gobierno de la UP… Eso que temiamos sucediera desde hace varias semanas se torna realidad… Nos dice que tomemos contacto con nuestros compañeros encargados y que sigamos esperando instrucciones… Con la noticia nos despertamos del todo… nos preguntamos qué hacer y empezamos a llamar a nuestros contactos… Mi hija pequeña, de dos meses, duerme plácidamente… Mi cuñado, médico en las salitreras y de paso por Santiago, se viste rápidamente y sale corriendo de casa, diciendo que vuelve al norte para salvar a su familia… Encendemos la radio para escuchar las noticias pero no sale nada… seguimos llamando a otros compañeros…

Poco a poco, se hace clara la situación: efectivamente, la marina tiene el control de Valparaíso y rápidamente se suman las otras ramas militares… Cerca de la 8 de la mañana escuchamos al Presidente Allende que le habla al pueblo de Chile… Mi pequeña hija Javiera sigue durmiendo… Allende dice que el pueblo debe cumplir con su deber… no dejarse provocar… que él no renunciará… que está allí, en el gobierno, por el mandato del pueblo y que él tambien cumplirá con su deber…

Mi deber es estar allí y cuidar de mi pequeña hija, que pronto pedirá mi teta… Mi compañero Mario se coordina con sus camaradas de trabajo y de partido… Todo transcurre rápido y confuso… Yo preparo té y café con leche y pan tostado y telefoneo con mis compañer@s… Van aumentando la confusión, la rabia, el dolor… Empiezan a llegar vecinas y amig@s a compartir informaciones… Yo sigo haciendo café y té y pan tostado… Entretanto, alimento y abrazo a mi hijita que con sus dos meses parece no cachar nada… Cerca de las 9.00 de la mañana. los militares golpistas desconectan la radio y no podemos escuchar más al Presidente Allende… Después empiezan los comunicados militares… bandos, les llaman… Imparten órdenes, que la población debe quedarse tranquila en sus casas… que los militares son los salvadores del país… que la UP había sido un horror y que ellos reinstalarán el orden y la democracia… Dicen que el Presidente Allende tiene plazo hasta las 11 horas para renuciar y que si no lo hace, la aviación bombardeará La Moneda, el palacio presidencial…

Allende nunca renunció… ¿por qué habría de hacerlo? Él fue elegido el 4 de septiembre de l970 como presidente de Chile, en elecciones democraticas… Solo el pueblo podía sacarlo de allí y no los milicos, que con la fuerza de sus armas representaban a todo ese inmenso poder nacional e internacional que conspiró contra el gobierno y el pueblo… porque el gobierno de la UP se propuso hacer justicia y cambiar en algo las terribles e injustas relaciones económicas y de propiedad… Quiso nacionalizar el cobre, el principal producto de exportación, quiso hacer la reforma agraria, para terminar con el latifundio y la gran propiedad agraria, quiso democratizar la educación y la salud y la cultura… Y eso no fue aceptado por los ricos, los oligarcas, los dueños de los bancos y de la tierra… Allende fue demasiado para ellos, y por eso conspiraron contra él… pero no fueron solo ellos al interior de Chile…, tenían el apoyo y obedecían las ordenes de la CIA, del Pentágono, de Nixon, de las multinacionales, de los capitales internacionales, de la Agfa, de la Pfeiffer, de la Hoechst, de la Deutsche Bank, etcétera.

Lo tenían todo preparado… Dieron el golpe el 11 de septiembre porque el Pdte Allende pensaba anunciar el 12 o 13 de septiembre el pronto plebiscito: el pueblo entonces decidiría si Allende debía seguir gobernando o retirarse. La derecha y los gringos temían que Allende ganara el plebiscito, por eso el golpe militar el dia 11. ¿Qué podíamos hacer nosotros alli, desde esa comuna de Santiago, salvo comunicarnos con nuestros amig@s y camaradas y familiares para requerir informacion y prepararnos para lo que venía?… Todo era incierto… lo único de verdad éramos nosotros, allí en esa casa de Ñuñoa, abrazados, esperando, esperando, con la puerta y el corazón abiertos y en la mesa té, café, leche y pan para l@s amig@s que entraban y salían…

A las 9.30 llama Claudio, otro compañero, para pedirnos que acogiéramos a su compañera e hijo, la Edith y el Yuri… Entonces decidimos quedarnos en casa y esperar desde alli los acontecimientos… A las ll de la mañana escuchamos el ruido de los aviones bombarderos, los malditos Hawker Hunter de la aviación, que bombardean La Moneda… Hace frío, aunque por calendario ya se anuncia la primavera… El presidente Allende es asesinado y con él caen nuestros sueños de construir un pais solidario, justo y democrático.

Lo que siguió ya es conocido por ustedes y por todo el mundo… La larga noche de diecisiete años de la dictadura de Pinochet y sus compinches… el largo camino de la resistencia, la clandestinidad, las detenciones y el doloroso peregrinar del exilio… que en nuestro caso nos llevó, primero a Argentina, donde estuvimos dos años, y después a Alemania, hasta llegar a Konstanz, después a Bielefeld, a Nicaragua y hoy aquí en Bochum.

El sentido del golpe militar en Chile hay que entenderlo dentro del contexto de la guerra fria, de las luchas imperialistas por aumentar sus zonas de influencia… U.S.A. no permitiría otra Cuba en su propio continente, Latinoamérica, su patio trasero… Eso es lo clave, la dictadura de Pinochet tuvo ese rol: asegurar la hegemonía estadounidense en la región, evitar que cundieran otros ejemplos parecidos en Bolivia, Argentina, Brasil, Perú… y, sobre todo, inaugurar la instalación del feroz neoliberalismo, o más bien capitalismo salvaje… Chile fue una especie de laboratorio donde se aplicó la receta, asegurando que no hubiera oposición ni resistencia… y la que había era reprimida brutalmente… Lo demuestra la persistencia, hasta hoy, del tema de l@s desaparecid@s, asesinad@s, prisioner@s y exilad@s, asunto cuyo esclarecimiento y reparación siguen pendientes.

Sobre esto se ha escrito mucho, en muchos países, aquí en Alemania también… Este acto recordatorio de hoy, aquí, muestra el importante papel de la solidaridad internacional, que fue y sigue existiendo… Much@s de l@s que aquí están fueron testig@s directos de ello… Gracias a su apoyo y compromiso fue posible mantener la presencia de Chile y de la resistencia, de la larga lucha por la democracia y la justicia, la libertad y la defensa de los derechos de las personas…

Aqui en Bochum, muchísimas mujeres y hombres contribuyeron a esta justa causa… algunas ya no están, algunos murieron o regresaron a Chile… el tiempo pasa… cuarenta y cinco años ya… Las niñas y niños de ayer son adultos; otras generaciones llegan, pero el significado de Chile no ha desaparecido… Hoy en día se suman otras nuevas y antiguas cuestiones: los pueblos originarios, especialmente el pueblo Mapuche, l@s jóvenes, l@s estudiantes, las mujeres, l@s ecologistas…

En Chile tenemos una aparente democracia, pero todos sabemos que no es así, pues sigue vigente la Constitución de la dictadura, impuesta en 1980, por vía de la cual todos los crímenes de la dictadura son auto-amnistiados, siguen las leyes secretas, los militares reciben el 40% de los ingresos del cobre, el actual gobierno de Piñera, superconservador, será posiblemente reemplazado por otro gobierno de la socialdemocracia, y partidaria de mejorar el neoliberalismo con algunas pinceladas populistas, pero que no cuestiona básicamente el modelo neoliberal, sino más bien lo perfecciona… Cuestiones de táctica, dicen algunos, no es tiempo de revoluciones sino de adecuaciones realistas. Estos argumentos los conocemos tambien aquí. En cualquier caso, muchas personas en Chile siguen luchando por hacer justicia, porque los asesinos no sean amnistiados, porque se libere a l@s pres@s polític@s (actualmente cerca de 250).

Hoy recordamos ese trágico 11 de septiembre de 1973 en Chile… A pesar de los cuarenta y cinco años transcurridos, esta fecha sigue siendo un símbolo de memoria colectiva, de resistencia… También para nosotr@s, aquí, en Alemania, en Bochum… Gracias, Klaus, por la invitacion a compartir los recuerdos… Gracias por la solidaridad con el pueblo de Chile… querid@s compañer@s de la solidaridad que, como decia el Che, es la ternura de los pueblos.

Muchas gracias.
Bochum, 11.09.2018.

(*) Militante internacionalista y feminista chilena residente en Alemania. El texto fue leído por la autora en un acto de solidaridad con Chile realizado en Bochum el 11.9.18, organizado por variados grupos de solidaridad internacional.

Recibido por CT: 11-09-2021.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.