Chile desteñido: Ukamau a la siga de Boric. Habla vocera Doris González.

Doris González (39), vicepresidenta de Comunes y vocera del comando de Gabriel Boric, en el complejo habitacional del Barrio Maestranza, Santiago.

Doris González, vocera del comando de Boric: “Vamos a tratar de ordenar a los convencionales para que se pongan de acuerdo”.

Con esta frase la también vicepresidenta de Comunes aborda el divorcio existente entre los convencionales del FA y el PC reflejado -por ejemplo- en la discordia por el quórum de 2/3. «No se nota que somos coalición», agrega sobre la ausencia de Apruebo Dignidad como espacio orgánico en el órgano constituyente. Asimismo, aboga por mayor incidencia de los partidos en el rumbo de la campaña presidencial del diputado magallánico.

Doris González (39), vicepresidenta de Comunes y vocera del comando de Gabriel Boric, se encuentra recorriendo los cerros de la ciudad de Valparaíso. Ahí, cuenta, está desplegada desde la semana pasada junto a equipos de su partido tratando de conformar una comunidad que discuta sus necesidades para un próximo gobierno.

Ese trabajo que la dirigenta está realizando es el mismo que, a su juicio, debe hacer el resto de los equipos que acompañan al abanderado frenteamplista. “No pensamos construir una campaña desde el escritorio”, dice.

González viene de la población Santiago en la comuna de Estación Central. Ahí nació la casa Ukamau el año 1987 y la actual vocera de Boric fue parte de los talleres infantiles de esa organización.

Décadas después, en el año 2011, fue una de las fundadoras del Movimiento Pobladores Ukamau. Le tocó dirigir la construcción del barrio Maestranza en Estación Central y se convirtió en vocera del colectivo.

Hoy en día lleva cerca de un año como militante de Comunes y ya tiene el desafío de ejercer la siempre sobreexpuesta vocería de la campaña presidencial de Apruebo Dignidad.

En medio de su despliegue territorial en Valparaíso, Doris González hace una pausa para conversar con The Clinic por teléfono.

“El tono de la campaña ha estado bien. Está bien incluir a un electorado más amplio. Eso sí, nosotros no podemos ser gobierno transformándonos en una Concertación 2.0″.

-El discurso de la campaña de Boric ha apuntado a un electorado más socialista. ¿Les gusta ese tono en Apruebo Dignidad?

-Yo creo que el tono de la campaña ha estado bien. Y está bien incluir a un electorado más amplio. Eso sí, nosotros no podemos ser gobierno transformándonos en una Concertación 2.0, no podemos mantener lo que se venía haciendo, sino mostrar que hay una forma distinta de hacer la política. Hay formas más ágiles en que el Estado pueda dar respuesta a las situaciones complejas que está viviendo nuestra población. No tenemos que quedarnos con el conformismo de hacer lo poquito que se nos permita, sino que avanzar a procesos que nos permitan hacer lo que las personas necesitan. Eso no significa que vayamos a hacer una desestabilización en el país. Al contrario, ahí está la sustancia que va a poner las comunidades en el centro, porque son ellas quienes nos van a apoyar y acompañar en este proceso de gobernar con participación.

-Este discurso apunta al electorado ex concertacionista. ¿Incluir al PS, por ejemplo, en la coalición de Apruebo Dignidad generaría un riesgo de convertirse en una Concertación 2.0?

-Hay mucho desencanto de gente que creyó en la ex Concertación. Efectivamente, hay sectores del PS que no están vinculados hoy día al trabajo que se está haciendo de la campaña de Yasna Provoste. Para nosotros no es un riesgo que esos sectores se incluyan en nuestra campaña, porque se estarían sumando a nuestro proyecto y no viceversa.

-¿En una eventual segunda vuelta presidencial recibirían el apoyo de los partidos de la ex Concertación?

-Eso es una cuestión que constantemente se discute en el comando. Todavía no hay un consenso, pero efectivamente es algo que se tiene que seguir reflexionando. La segunda vuelta es nuestro objetivo y creemos que vamos a lograrlo. En ese momento veremos qué camino seguimos para construir mayorías, pero nuestro proyecto transformador no se transa.

-Este discurso institucionalista ha llevado a Boric a discutir con Juan Andrés Lagos, miembro de la Comisión Política del PC, por la defensa al Banco Central. ¿Cree que con ese tipo de posturas se abandona al electorado más de izquierda?

-La coalición de Apruebo Dignidad tiene una amplitud muy grande, donde no todos estamos siempre de acuerdo. Hay posturas que tenemos que seguir trabajando para llegar a consensos, como en los temas económicos, por ejemplo. El tema es que para lograr acuerdos, tenemos que ir sintetizando lo que obtenemos del trabajo territorial, y con ese trabajo también pretendemos dejar atrás las dudas que nos ponen por buscar un conglomerado más amplio con identidad de izquierda.

-Algunos sectores más radicales de la izquierda los consideran a ustedes “amarilos”. ¿Cómo pretenden convencerlos de que no es así?

-Hemos hecho muestras concretas de qué quienes somos parte de esta coalición tenemos la voluntad de llevar adelante procesos de transformación. Por eso nos articulamos en los territorios, levantamos organizaciones comunitarias: creemos que la participación de la gente y del pueblo es lo fundamental. No podemos sólo quedarnos con un discurso que es muy radical si no nos permite avanzar en las transformaciones. 

-Karol Cariola, diputada PC, dijo en entrevista con este medio que el comité político del comando de Boric debía tener mayor incidencia en las decisiones de la campaña. ¿Cree que falta integrar más a los partidos de AD en el equipo de campaña?

-A mí me parece que la mayor incidencia que tiene que haber en el comando es la que recojamos del despliegue territorial. Efectivamente. las dirigencias de los partidos tienen que estar en ese trabajo. Nosotros tenemos que poner el foco de atención y de reflexión constante en lo que estamos recogiendo desde el trabajo y despliegue territorial.

-Pero eso no quita que sigan existiendo voces exteriores al comando que influyan en las decisiones…

-Eso es normal, porque tiene que ver con las confianzas que se construyen a partir de los años. Creo que siempre va a ser un factor presente. Pero ahora estamos en una fase distinta en la que debiesen tener más incidencia los partidos y las comunidades para que la articulación de Apruebo Dignidad esté andando a la perfección.

Twitter पर Doris Gonzalez: "Aquí Ukamau con todo apoyando a @AlbertoMayol no permitiremos que la vieja política arruine la posibilidad que se abre para Chile… https://t.co/2eSWtCyISL"
En primer plano: Doris Gonzalez, Alberto Mayol y Aland Castro.

“En la Convención no se nota nada que somos coalición”

-En la Convención se ha visto que el FA y el PC no actúan de forma unitaria. ¿Significa eso un riesgo para la campaña de Boric?

-Es algo que se está constantemente monitoreando y tomando en cuenta, porque en la Convención no se nota nada que somos coalición. Eso se ha expresado con posturas muy distintas. Pero tiene que ver también con que esto es un proceso nuevo, un espacio absolutamente innovador y que también marca un desafío respecto de lo que tenemos que hacer como Apruebo Dignidad. Para nosotros lo más importante es que efectivamente ahí se logre crear una Constitución que sea con el ejercicio participativo que las comunidades esperaban.

“Lo que hay que hacer ahí es tratar de ordenar lo que se está pensando como conglomerado (…). Está claro que son dos fuerzas y no una. La relación entre el FA y Chile Digno en la Convención ha sido compleja y confusa“.

-Hoy en día casi todos los constituyentes están agrupados en algún colectivo en la Convención.  En cambio, el FA y el PC no se han agrupado como Apruebo Dignidad. ¿Puede eso poner en riesgo la unidad de la coalición?

-Lo que hay que hacer ahí es tratar de ordenar lo que se está pensando como conglomerado y que efectivamente logren dialogar estas dos fuerzas que se ven al interior de la convención, porque está claro que son dos fuerzas y no una. La relación entre el FA y Chile Digno en la Convención ha sido compleja y confusa para la gente, pero también es parte de los procesos que estamos viviendo como coalición. Me imagino que sería mucho más sencillo decir que los partidos tienen que ordenar a sus convencionales, pero lo que tiene que ordenarse es el trabajo conjunto que están realizando, porque va a afectar el futuro de todas nosotras. 

-Hablemos de futuro. ¿Cómo van a lograr esas transformaciones si no se ponen de acuerdo en la redacción de la Constitución, que va a regir un eventual gobierno?

-Las organizaciones y movimientos tenemos que ayudar a que se redacte una Constitución con un proyecto transformador. Desde los espacios territoriales que hemos levantado, tenemos que correr este cerco de lo posible y que la Convención sea una realidad. Vamos a tener que tratar de ordenar un poco a los convencionales para que se pongan de acuerdo. Te mentiría si te dijera que tengo la receta para arreglar la relación, pero sí tenemos que apuntar hacia un diálogo mucho mayor entre las y los convencionales de Apruebo Dignidad y en eso el comando tiene que ayudar.

-El presidente de la Convención, Jaime Bassa, dijo que la nueva Constitución podría acortar el próximo periodo presidencial. ¿Esto no les cortaría el proyecto transformador que proponen?

-Por supuesto que sí. Eso puede hacernos pensar que no podríamos alcanzar a aplicar un proyecto transformador en dos años, por ejemplo. No se alcanza hacer mucho en ese tiempo. Pero también nos pondría celeridad para cambiar las cosas para que, de una u otra forma, las instituciones puedan funcionar de una manera distinta, mucho más ágil y rápido.

Aunque tengamos un período corto, vamos a tratar de sentar bases para cambiar el sistema. Ojalá que no se acorte el período porque sería algo muy pequeño y no alcanzaríamos a hacer mucho, pero si es la decisión que acuerda la Convención, hay que acatarla. También es una discusión que tenemos que dar en el interior del Comando.

-¿El comando tiene alguna postura sobre esa posibilidad?

-No hay ninguna postura tomada en el comando. Eso sí, existen distintas posturas. Creo que la mayoría prefiere que si llegamos al gobierno, tengamos el tiempo para aplicar el programa. 

Campaña de Boric: “No pensamos construir una campaña desde el escritorio”

-Gabriel Boric va primero en todas las encuestas. ¿Cómo planifican el mes y medio que queda de campaña con estos resultados?

-Miramos los números de las encuestas con mucha alegría, eso no lo podemos desconocer. O sea, que las encuestas nos den como triunfadores nos hace esperanzarnos mucho. Pero ahora tenemos que desplegarnos en los territorios, ese es nuestro principal desafío. No pensamos construir una campaña desde el escritorio o desde los tecnicismos, sino que, más bien, escuchando a las comunidades. Hoy en día tenemos que tratar de reencantar a quienes desconfían de las instituciones.

-¿Se refiere al porcentaje de personas que aún no sabe por quién votar?

-Exactamente. Ahí hay que estar, no sólo quedarnos con los convencidos, sino salir a buscar aquellos que aún no se convencen. Decirles que acá tenemos una opción distinta. Nuestro énfasis tiene que estar en la calle, en el territorio, en el despliegue, en el trabajo por las comunidades.

-¿La campaña no ha estado enfocada en la calle?

Gabriel Boric ya ha estado en eso. Ha estado ligándose con los territorios, trabajando con ellos. Ha mostrado esa voluntad de estar en los territorios.

“Efectivamente hay, y siempre va a haber, gente de algunos partidos que le es más cómodo quedarse en su círculo de confort. Lo que nosotras queremos hacer es todo lo contrario”.

-¿Y el resto del comando de Boric

-Efectivamente hay, y siempre va a haber, gente de algunos partidos que le es más cómodo quedarse en su círculo de confort. Lo que nosotras queremos hacer es todo lo contrario: salir del espacio de confort o hablar de tecnicismos sin tener la realidad concreta de por medio, y que sean las propias comunidades que decidan cuáles son las necesidades y urgencias que ellos tienen. 

-José Antonio Kast ha ido subiendo en las encuestas y quitándole espacio a Sebastián Sichel. ¿Implica esto una reformulación de la campaña de Boric?

-La verdad es que nosotros vamos a hacer nuestro trabajo con lo que nosotros creemos y con las realidades que nos ha tocado vivir también en este despliegue de campaña. Si hay un sector de la derecha que es mucho más conservadora, y que a partir de mentiras y difamaciones ha logrado escalar en las encuestas, nosotros no vamos a trabajar de esa manera. Para nosotros, la manera en la que venimos trabajando y que nos hemos desplegado es la correcta y es la que vamos a mantener.

“Giorgio ha tenido un despliegue mediático muy importante. Pero ese protagonismo también tiene que ir bajando”

-Irací Hassler acaba de llegar al comando como co-coordinadora del proceso de participación programática. ¿Por qué se le dio el rol de co-coordinadora y no de vocera u otro cargo más alto?

-Yo me imagino que eso también tiene que ser por las tareas que le toca cubrir a ella en esta etapa como alcaldesa. Liderar el municipio de Santiago no es una tarea fácil y ella tiene que concentrarse en ese trabajo porque las vecinas y vecinos de su comuna la eligieron. Eso no quiere decir que ella no va a ser tomada en cuenta por el comando de Gabriel Boric. Al contrario, el comando considera muy importante el proceso ciudadano de construcción programática.

-El Partido Comunista, con la candidatura de Daniel Jadue, obtuvo cerca de 700 mil votos en las primarias de Apruebo Dignidad. ¿Cree que este partido debería tener más incidencia en la campaña?

-Todos los partidos estamos tratando de apuntalar esta candidatura y vamos a seguir haciéndolo. Yo no lo miraría sólo desde cuánto poder o incidencia tiene una u otra fuerza, sino cómo esta tarea titánica que nos toca, la vamos trabajando colectivamente y que el conglomerado de Apruebo Dignidad, con todas sus fuerzas y partidos, logra también ponerse a disposición del momento y de lo que la gente espera.

-Pero si hay un protagonismo evidente de RD con Giorgio Jackson…

-Es que Giorgio ha tenido un despliegue mediático muy importante. Pero ese protagonismo también tiene que ir bajando un poco su intensidad, ahora que las vocerías estamos trabajando en conjunto y que a cada una de nosotras nos va a tocar ejercer un rol en el comando. 

-En el Cuarto Retiro ustedes decidieron poner requisitos al proyecto, como el cobro de impuestos. ¿Ese público descontento con las instituciones al que quieren apuntar estará de acuerdo con esas indicaciones?

-Es que las comunidades con las que estamos trabajando no les tocaría ni siquiera pagar ese impuesto. Muchos ya ni siquiera tienen fondos. Entonces estas personas consideran el cuarto retiro como un símbolo de ayuda a la crisis que se está viviendo.

-¿Y no los critican por amarillos?

Las comunidades con las que hemos trabajado se cuestionan que nos digan amarillos. No entienden porque nos dicen amarillos.

-Diego Pardow, jefe de campaña de Boric, se declaró socialdemócrata en una entrevista, ¿Les acomoda esa visión política en el comando?

-Yo creo que no acomoda. Porque la socialdemocracia no es lo que buscamos representar. Más bien es un proceso de transformación hacia la izquierda lo que buscamos. Pero esto tiene que ver con la diversidad en el comando.

-¿Y qué postura política debería incidir más en la campaña?

-Lo que está buscando la gente, y que se ha manifestado mayoritariamente, es buscar transformaciones y eso significa estar en la izquierda. Ese es el espacio que queremos construir y reconstruir con la ciudadanía. Es bastante cotidiano que la gente nos dice que estuvo ligada a algún partido de la ex Concertación y que se salieron decepcionados. Nosotros estamos intentando recuperar esa confianza que la gente perdió en el sistema político, recuperar un futuro que se prometió y quedó pendiente.

Fuente: https://www.theclinic.cl/2021/09/29/doris-gonzalez-vocera-del-comando-de-boric-vamos-a-tratar-de-ordenar-a-los-convencionales-para-que-se-pongan-de-acuerdo/

1 Comment

  1. Se creen ganadores y ya piensan en gpbernar para los patrones otorgando «estabilidad». Ojo, que ya se vio lo mismo con Jadue en la primaria, el cual se sentía fácil ganador y ya le hablaba al empresariado prometiendo estabilidad. Se viene un octubre sin restricciones de pandemia y las encuestas controladas por la patronal «no apuntan una» hace más de un lustro en la mayoría de los países del mundo (no solo en Chile). Esperemos que las masas y la gente de base sean el factor sorpresa que le desordene el escenario a los explotadores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.