Chile infiltrado: Entrevista a Pablo Cabezas, ex jefe de los «intra marchas».

El sábado 11 enero de 2020, el joven Nicolás Ríos, se hallaba conversando con amigos en el cerro Huelen (cerro Santa Lucia) cuando de improviso fue rodeado por una patota policial (de civil) que lo golpeo y subió a empellones a una furgoneta.

Exclusivo: Las confesiones del jefe de los “Intra Marchas”.

Por Josefa Barraza/El Ciudadano.

A dos años de la revuelta popular, habla por primera vez y en exclusiva el capitán del OS9 y jefe Intra Marcha, Pablo Cabezas Venegas, quien entrega importantes detalles sobre la policía infiltrada que operó en Chile y la que fue avalada por el gobierno de Sebastián Piñera.
Septiembre del 2020 y una investigación revelaba la existencia de un equipo llamado “Los Intra Marchas”, carabineros que se infiltraron durante el estallido social para efectuar seguimientos y detenciones. El nombre de su jefe: Pablo Cabezas. Este personal realizó los procedimientos policiales de casos emblemáticos como los incendios del Hotel Principado, Universidad Pedro de Valdivia y la detención de Nicolás Ríos en el Cerro Huelén. A dos años de la revuelta popular, habla por primera vez y en exclusiva el capitán del OS9 y jefe Intra Marcha, Pablo Cabezas Venegas, quien entrega importantes detalles sobre la policía infiltrada que operó en Chile y la que fue avalada por el gobierno de Sebastián Piñera.

Es la tarde del 25 de agosto del 2021, y ya han pasado 30 minutos desde que llegué a Barrio Lastarria. Observo cada persona que camina por mi lado, mientras me arreglo las amarras de la mochila, intentando liberar el nerviosismo de la inminente espera. Me pregunto en cada pisada «¿llegará?», pero no halló la respuesta en ninguno de los rostros escondidos tras las mascarillas.

De pronto, unos ojos azules me miran fijamente, se acerca, extiende su mano, y desde su boca se libera la primera frase: «Hola, soy Pablo».

Tras varios intentos frustrados, tenía enfrente a la persona que había investigado durante un año y medio. Al reconocido jefe del equipo Intra Marchas, y capitán del OS9 de Carabineros, Pablo Cabezas.

Luego de una conversación inicial en un sótano que funciona como galería de arte, acepta una entrevista en extenso, la que realizaríamos otro día. Toma su bolso y camina rápidamente. En un par de segundos su figura de un metro setenta, se esfuma entre la gente.

Dos semanas después, a unos cuantos metros de las ruinas de la Universidad Pedro de Valdivia (emblemático caso Intra Marchas), nos volvemos a encontrar. Esta vez conversamos al aire libre, mientras un grupo de niños juega a nuestras espaldas y unas mujeres se ejercitan al ritmo de la zumba. Me observa y analiza cada uno de mis movimientos.

-Luego de vivir cada situación, masticar, llorar y entender en lo que estuve metido, siento que es un acto humano conversar sobre mi experiencia, para ver si alguien más le puede servir o sentirse identificado-, dice Pablo, quien saca de su mochila una mandarina. Toma una pausa.

La noche del 10 de enero del 2020, y a través de las redes sociales, se difundió rápidamente el vídeo de un joven con el rostro ensangrentado siendo subido a la fuerza a una camioneta en el Cerro Huelén. Horas después se supo que su nombre era Nicolás Ríos y que la escena era parte de un procedimiento de Carabineros.

Registro de la detención de Nicolás Ríos, noche del 10 de enero 2020, por parte del grupo de «Cazadores».

A la mañana siguiente, en la querella criminal presentada por el Ministerio del Interior en contra de Ríos -por lanzamiento de bombas molotov- se mencionó que el personal que llevó a cabo dicho operativo era denominado «Intra Marchas»; un equipo de Carabineros, que se infiltró entre los manifestantes durante el estallido social, y quienes actuaban como agentes encubiertos para realizar seguimientos y detenciones.

En las declaraciones del caso de Nicolás Ríos, se reveló que el carabinero que lideró ese día al equipo Intra Marchas era el capitán del OS9 Pablo Cabezas Venegas.

«Comencé a realizar seguimiento a este sujeto (…) de esta forma vía aplicación WhatsApp, di aviso de las características del sujeto que lanzó el objeto incendiario, al suboficial Manuel Gutiérrez Brown, a fin de practicar la detención a medida que continuábamos el seguimiento», se lee en la declaración del capitán, a la que este medio tuvo acceso exclusivo.

Sin embargo, Cabezas estuvo presente en otros dos casos emblemáticos del estallido social: El incendio del Hotel Principado y en la detención de Francisco Hernández, primer condenado de la revuelta. Incluso, en abril pasado, a través de una investigación de este medio, quedó al descubierto la existencia de una “Patrulla de Cazadores”, que operó después del 18 de octubre del 2019, con el objetivo de “cazar” manifestantes al margen de la ley, inspirados en una serie israelí.

Los nombres de Pablo Cabezas y Manuel Gutiérrez Brown nuevamente fueron mencionados, pero esta vez como integrantes de esta patrulla, los que ejecutaron las detenciones de Hernández, Ríos, y los condenados del caso del Hotel Principado: Jesús Zenteno, Benjamín Espinoza y Matías Rojas. Además, en esta última causa, el OS9 trabajó en conjunto con la Dirección de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar), lo que confirma un trabajo con autonomía sin la autorización de un juez de Garantía.

Actualmente, Francisco Hernández cumple una condena de cinco años y un día, al igual que Matías Rojas y Jesús Zenteno, mientras que Benjamín Espinoza fue condenado a seis años.

Nicolás Ríos sigue en espera de su juicio oral.

El sol comienza a esconderse entre las techumbres de los edificios de Parque Bustamante, y Pablo Cabezas ya va por la segunda mandarina. La divide en gajos mientras recuerda sus inicios en la institución a los 19 años. El haber ingresado al Departamento de Investigación de Organizaciones Criminales (OS9) fue un honor, ya que, según él “sólo permiten a quienes tengan las aptitudes y recomendaciones”.

Antes de ser Intra Marcha, ¿estuviste en algún caso importante?

-Me tocó trabajar en distintos casos, como fue el del “robo del siglo”, luego de eso trabajé tres años en lo que fue el tráfico de armas en todas las poblaciones de la zona norte y sur de Santiago, y al mismo tiempo, fui invitado a una reunión de la ONU, sobre el tráfico de armas (…) Cuando me tocó investigar el caso de los abusos sexuales en la iglesia católica que fue uno de los últimos (que investigué), me sentí pleno, ya que, sentía que era mi lugar de confort dentro de la institución.

¿Cómo se formó el equipo Intra Marchas?

-Estaba investigando el caso iglesia, y en el estallido social, a una carabinera en la Plaza (Dignidad), le llega una molotov a 40 metros, y por esa situación el alto mando de Carabineros propone poner un equipo Intra Marchas dentro (de las manifestaciones). Estamos hablando de Mario Rozas como general director de la institución (2018-2020). Se concreta este equipo Intra Marchas, y salen a la calle 10 carabineros elegidos del OS9. Yo no salgo en ese primer grupo, porque seguía enfocado en lo de la iglesia católica, los abusos sexuales hacia los niños (…) Ocurre un hecho que por primera vez no me hizo sentido con respecto a mi trabajo, y es que como nos pedían resultados por el estallido y saqueos en los supermercados, se allanaron los domicilios para incautar mercadería. Cuando entraba a las casas, me preguntaba, ¿qué estamos haciendo?

¿Cómo te unes a los Intra Marchas?

-Los primeros días de trabajo del equipo Intra Marchas, de los carabineros que estaban, tres salen lesionados: a uno le llegó una bomba lacrimógena en la cabeza, a otro se lo llevó detenido Fuerzas Especiales y el tercero se fracturó un pie corriendo. Cuando hubo esas bajas y por haber participado en casos emblemáticos tenía plena confianza del alto mando del OS9. De un día para otro mi jefe me dice “Cabezas desde mañana pasai a integrar el equipo Intra Marchas”.

Baja la mirada, mientras juega con el pasto. En primera instancia no dice el nombre de su jefe. Le insisto para saber quién es.

-Es el subjefe, el segundo. El jefe de operaciones, un comandante, se llama Raúl Mandiola-, afirma.

Raúl Mandiola, es un reconocido mayor del OS9, quien se caracteriza por realizar investigaciones con presencia de carabineros infiltrados, como fue la investigación por el incendio en un edificio de Valparaíso, el 21 de mayo del 2016, en donde falleció el trabajador municipal Eduardo Lara. Según antecedentes obtenidos por Radio Universidad de Chile, un registro fílmico del caso tenía por nombre “Intra Marcha correspondiente al plan de Valparaíso”.

-Con Mandiola investigamos ese caso, el de Valparaíso-, dice Cabezas.

Sin embargo, la investigación del siniestro tuvo diversas irregularidades, ya que, en primera instancia se tenía como sospechosos a tres personas que no correspondían a los condenados; también que uno de los informes con las evidencias era de carácter secreto por lo que se desconocía la identidad de quienes lo realizaron, y que el funcionario infiltrado, Ramón Chavarría Riquelme, que firmó la cadena de custodia del video, solo declaró en el juicio por los seguimientos a los acusados.

Además, en el vídeo Intra Marcha se ve a Chavarría participando de los desmanes. Finalmente, fueron condenados entre 10 y 15 años y un día de presidio a Felipe Ríos, Miguel Varela, Rodrigo Araya, Hugo Barraza, Nicolás Bayer y Constanza Gutiérrez.

¿Cómo se infiltraron?

-Con respecto a los Intra Marchas del OS9, donde trabajé, solo nos dedicamos a grabar lanzamientos de bombas molotov o incendios, que eran los delitos más graves. No agarrábamos al cabro que lanzaba piedras. Dos estábamos al mando, otro capitán y yo. Me iba a la Primera Línea, la primera vez me pillaron, me palabrearon, y tuve que buscar una fórmula para hacer bien la pega y que no me pillaran. Tenía un pantalón apretado, por lo que el celular no se movía, le hice un hoyo y puse la cámara. Logré materializar las grabaciones. Yo era el único que grababa, miraba las grabaciones mientras un compañero lo acompañaba (a la persona seguida), y lo seguíamos para luego detenerlo. Es muy fuerte quitarle la libertad a una persona, le cambias su vida y las de sus familias.

¿Puede ser que exista una posibilidad de error en sus seguimientos?

-No, nada. O sea no, en realidad, porque luego que deteníamos a la persona fuera de Plaza Dignidad, la llevábamos a la 33 (comisaría), le incautabamos sus vestimentas, y le hacíamos un análisis. Ese análisis no lo hacía yo, lo hacía otro personal del OS9, los de tecnología forense, quienes veían por ejemplo, que las zapatillas Nike que grabé, eran las mismas que incautabamos.

Pero muchas personas ocupan la misma ropa en las manifestaciones, ¿cómo pueden estar seguros que detienen a la misma persona que grabaron?

-Porque el levantamiento de evidencia, de los vídeos, los hacía yo con mi puño y letra, entonces por eso siento que no hubo margen de error, porque le dábamos cuenta a los fiscales, quienes luego presentaban estas pruebas a los jueces. Tengo tranquilidad, porque era un trabajo que hacíamos con el OS9.

Mientras conversa confiesa que solo su madre sabía que era Intra Marcha. Ni sus amistades ni el resto de su familia estaban al tanto de su labor durante el estallido social. Por lo que cuando se reveló su participación a través de un reportaje publicado en septiembre de 2020, sintió liberación.

Según algunos abogados ustedes actuaron ilegalmente, ya que no tenían la autorización de un juez ni las instrucciones de un fiscal, ¿es así?

-En el caso de las bombas molotov lo que tengo entendido, y quizás puedo estar errado, y en estos casos que eran de flagrancia se actuaba bajo esa premisa. Como somos entes, funcionarios públicos, y si estaba en un lugar preciso, veía una situación de flagrancia, y ante eso yo tenía los medios de prueba, y seguía a la persona y finalmente se detenía. Entonces aquí no actuaba la figura de agente encubierto.

Pero, para Lorenzo Morales, abogado de Matías Rojas, Francisco Hernández y Alejandro Carvajal, condenados por casos Intra Marchas, Cabezas está en un debate equivocado, puesto que, Pablo Cabezas estaba como un manifestante más en el lugar de los hechos, lo que se aleja de su canon de flagrancia.

-El actuar de los Intra Marchas es ilegal, puesto que, según el artículo 226 bis del Código Procesal Penal deben actuar autorizados por un juez, y trabajar bajo la jurisdicción de las instrucciones de un fiscal; por lo que los Intra Marchas pasan a llevar diversos tratados internacionales y nacionales, especialmente artículos del Código Procesal Penal (…) la flagrancia es insostenible en este caso, porque en el caso Principado fueron dos días de seguimiento. Es la tesis en la que se apoyan los Intra Marchas para efectuar esta faena irregular. Por eso lo va a revisar la Corte Suprema-, explica Morales.

Rodrigo Román, también abogado en causas de Intra Marchas, asegura que estos funcionarios policiales, especialmente los integrantes de la “Patrulla de Cazadores”, debieran ser investigados como posibles autores de los delitos que cometieron en el contexto de las detenciones.

-A veces actúan como agentes provocadores lo cual constituye como prueba ilícita para cualquier proceso penal-, afirma Román. Lo anterior, debido a los vídeos que probarían incitación por parte de personal Intra Marchas en el incendio de la Universidad Pedro de Valdivia y Hotel Principado.

¿Sigues en Carabineros?

-Para el 8 de marzo del 2020, Fuerzas Especiales reprimió a las manifestantes, corrimos todos juntos, y ví a una joven que estaba ahogada por las lacrimógenas, la ayudé, y me dió las gracias. Desde ese momento algo cambió en mí. Luego vino la pandemia, ya no teníamos trabajo, nos mandaron para la casa, y en ese proceso me dí cuenta que ya no quería seguir en la institución, no podía. Y en julio (2020) cuando me tocó declarar por el caso de Francisco Hernández, mi declaración se difundió en una página de Antofagasta, y me agarré de eso para pedir licencias médicas. Luego observé el lugar donde fue detenido Nicolás Ríos y me sentí raro, emocionado. Pido perdón por los daños colaterales que ocasione a las familias. Renuncié a Carabineros en junio pasado, lo cual ya se hizo efectivo.

Antes de despedirse, comenta que la institución a la que perteneció durante 13 años debe experimentar cambios para tener una sociedad mejor.

-No soy malo y tampoco un criminal (…) Ya no soy un Intra Marcha de Carabineros. Ahora solo soy Pablo Cabezas-, confiesa.

*Se consultó a Carabineros sobre la información revelada en esta entrevista. Hasta su cierre aún no emiten respuesta.

Fuente: https://www.elciudadano.com/chile/exclusivo-las-confesiones-del-jefe-de-los-intra-marchas/10/20

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.