Chile derecha tradicional: Entre puentes y zanjas se profundiza el quiebre.

La derecha se divide entre Sichel y Kast, más allá de la segunda vuelta y con el nuevo ciclo político en el horizonte

por Lissette Fossa y Andrés Almeida/Interferencia.

Luego del día de furia de Sebastián Sichel, en la que las emprendió en contra de los políticos que quieren forzarlo a servir de ‘escudero’ de José Antonio Kast, el sector se encuentra dividido no solo para enfrentar estas elecciones presidenciales, sino que también respecto de ver si es que el candidato republicano hegemonizará la nueva etapa post-electoral.

El llamado a la libertad de acción por parte de Sebastián Sichel para los partidos que lo inscribieron en esta elección presidencial (UDI, RN y Evópoli), era algo predecible, pues solo sinceró lo que era un secreto a voces: buena parte del sector ya lo había abandonado para irse con José Antonio Kast (Partido Republicano). En particular la UDI. Tal y como lo había informado INTERFERENCIA la semana pasada.

Menos esperable fue el modo de hacerlo -tirando el mantel y tratando de afectar la campaña rival de derecha- pues esto significó no aceptar el papel subordinado que los nuevos partidarios de Kast habían diseñado para él; el de una especie de escudero. En la práctica esto se expresó con la negativa de Sichel a declarar que si no pasaba a segunda vuelta apoyaría automáticamente a Kast y a renunciar a desafiarlo en lo que resta de campaña, lo que equivalía simplemente a rendirse.   

De tal modo, se dibujó un nuevo escenario en esta elección que ha sido caracterizada como «líquida», lo cual, pese a ya ser casi un cliché, no deja de ser una descripción acertada. Esto, pues lo que aparece en escena, más allá de los escenarios nuevos de primera y segunda vuelta, es la disputa por la hegemonía del sector en el próximo ciclo político.

El temor de quienes todavía respaldan a Sichel es a que Kast y la UDI arrastren al sector a una especie de lógica análoga de lo que pasa con el Partido Republicano de Donald Trump, en Estados Unidos, donde éste se abandonó a su liderazgo carismático.

Está claro que Sichel estará fuera en ese escenario futuro, pero no lo que siente su campaña, la cual está siendo apuntalada por un sector importante de Renovación Nacional (RN), el más ligado a Mario Desbordes, pero con ramificaciones hacia otras tendencias del partido, y por un sector mayoritario de Evópoli, pese a que su presidente Andrés Molina dio señales de acercamiento a Kast al declarar que lo apoyaría en una segunda vuelta. 

El respaldo a Sichel se funda en la necesidad de esos sectores de atrincherarse en lo que los diferencia con Kast -no es el modelo socioeconómico neoliberal- por el lado de la agenda valórica. Pero más importante aún, por el temor a que Kast y la UDI arrastren al sector a una especie de lógica análoga de lo que pasa con el Partido Republicano de Donald Trump, en Estados Unidos, donde éste se abandonó a su liderazgo carismático, que apuesta por encender las pasiones -y no la raz{on- de su electorado.

En RN el tema es complejo, porque reabre una herida que pensaban cerrada, de disputas internas entre la “derecha social”, impulsada por personeros como Manuel José Ossandón y Mario Desbordes, quien perdió en las primarias de la derecha ante Sichel. Según fuentes del sector, hay un “quiebre real” entre el ala de “centro” de la derecha, que no desea caer en fenómenos como el Donald Trump ni el de Jair Bolsonaro en Brasil, pues los desdibujaría y dejaría con poco espacio de acción. 

Mientras, otros en RN ven como más importante la oportunidad de que Kast gane la elección y venza a Gabriel Boric (CS), confiando en que luego con Kast en la Presidencia podrán evitar las pulsiones más disrruptivas de los liderazgos mesiánicos antes mencionados.

En esta escena, el mismo Desbordes, junto con Ignacio Briones (Evópoli), visitaron a Sichel en su comando para darle su apoyo y así dar una señal de que su apuesta está por resguardar una derecha de centro, que haga sentir su diferencia con la derecha extrema de Kast.

“Pero cercanos a Desbordes afirman que la postura del sector de Chahuán es muy parecida a la de la UDI y que ya habría conversaciones con Kast”, daba a conocer este miércoles el medio Ex Ante.

Ayer la ex presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, afirmó que estaba “en reflexión” sobre por quién votar en la primera vuelta. 

En la UDI parece que no hay mayores dudas ni escrúpulos, como los que pudieran tener los sectores cercanos a liderazgos más jóvenes, como el del ministro secretario general de la Presidencia, Jaime Belollio, y terminarán yéndose a la campaña de Kast, aunque el apoyo formal de la directiva no se ha producido.

Una señal de eso la dio ayer la ex presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien afirmó que estaba “en reflexión” sobre quién votar en la primera vuelta, pero que apoyaría al candidato de la derecha que pase a segunda vuelta. 

Según Ex Ante, el comando de Sichel busca, al menos, salir terceros en la primera vuelta y no arriesgar la tesis política centrista frente a un Kast que tiene más tintes del liderazgo caudillista que se apropia de los partidos que lo respaldan. De todas formas, el diálogo con los partidos tampoco es el fuerte de Sichel y su comando, quienes también impulsaron un discurso “anti partidos” en las primarias y que no han logrado cuajar un vínculo fuerte con ellos. Está por verse entonces, si es que Sichel se disciplinará para al menos defender ciertos principios de las facciones que terminaran quedándose con él hasta el final (si es que eso finalmente pasa). 

Kast mira

En tanto, José Antonio Kast optó por no responder duramente a la provocación de Sichel y reiterar que sus planteamientos no son extremos, como dijo su rival.

“Nosotros los que estamos aquí no somos extremos. Somos amantes de nuestra patria, queremos lo mejor para el país, queremos un Estado pequeño, austero, eficiente, fuerte en lo social y diálogo. Eso es lo que no hemos visto, responsabilidad. No vamos a enganchar con ese tipo de comentarios. Para pelear se necesitan dos y nosotros no vamos a pelear”, señaló este miércoles el candidato republicano.

Para personeros de la derecha, esta respuesta de Kast es la correcta, pues de todos modos requerirá los votos de Sichel en una eventual segunda vuelta, quien discretamente sigue tendiendo puentes con los partidos de Chile Podemos Más.

«No vamos a enganchar con ese tipo de comentarios. Para pelear se necesitan dos y nosotros no vamos a pelear”, señaló este miércoles el candidato del partido Republicano.

El escenario abre preguntas a menos de un mes de la primera vuelta presidencial: ¿Cuál va a ser la estrategia concreta de Sebastián Sichel ahora? ¿Habrá un rol mayor de los partidos en eso? ¿Va a mantener una competencia de guante blanco frente a Kast, o lo confrontará duramente y lo calificará como un “retroceso” y parte de la «vieja política? ¿Tiene eso efecto en el electorado de derecha en disputa? ¿Afectará las posibilidades de Yasna Provoste (DC) al buscar un espacio de moderación?

Fuente: https://interferencia.cl/articulos/puentes-o-zanjas-la-derecha-se-divide-entre-sichel-y-kast-mas-alla-de-la-segunda-vuelta-y

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.