Chile: El RPS frente a los gambitos de la elite y las piruetas de sus asociados.

Comunicado Público del Referente Político Social, RPS.

Frente a la aprobación de la acusación constitucional este martes 9 de noviembre, señalamos:

1. Piñera no solo ha tenido históricas prácticas de corrupción, como autor de delitos económicos y de probidad cometidos tanto en forma previa como durante su mandato, sino que también es responsable de las más graves violaciones a los derechos humanos en los últimos años, secundado por ministros y las fuerzas represivas a su alero, Carabineros de Chile y Fuerzas Armadas.

2. El Pueblo durante la Revuelta Popular llenó las calles en distintas partes del país exigiendo la salida de Piñera y de toda la casta política, lo que incluía al gobierno en su totalidad, así como al Parlamento. La crisis que se mantiene hasta hoy tiene entre sus motivos y causas centrales la pérdida de legitimidad de este sistema político. Sin embargo, la oposición, desde el Partido Comunista hasta la Democracia Cristiana, hicieron oídos sordos a la demanda masiva del pueblo y optaron por salvarle la cabeza al asesino y ladrón, y con ello, asegurar sus puestos en la institucionalidad «democrática» firmando o aceptando de hecho el famoso acuerdo del 15 de noviembre del 2019 que estableció todo un camino que consideraba un cambio constitucional que excluyó las demandas populares urgentes que se exigían en las calles. Por ello, consideramos que la acusación aprobada no es sino una estrategia oportunista, que evidencia la defensa de sus intereses.

3. En efecto, esa unidad de la oposición que aparece como salvadora aprobando la acusación constitucional contra Piñera, garante de la democracia y de «las manos limpias», no es más que una burda estrategia política con fines electorales. La aprobación de la continuidad del Estado de Excepción para cuatro provincias del Wallmapu, solicitado por el mismo a quien acusan de falta de ética y corrupto y el rechazo por parte de la Cámara de Senadorxs del proyecto del Cuarto Retiro de los Fondos de Pensiones, horas más tarde, muestran lo que son, funcionarixs de los grandes grupos económicos, responsables de mantener las brutales desigualdades, segregación, exclusión, y abusos de todo tipo contra los pueblos que habitan este territorio.

4. Que estxs mismxs diputadxs no dudan en calificar a nuestras presas y presos encerradxs en sus cárceles como delincuentes, negando la prisión política, a pesar de los estándares progresistas de algunxs. No esperamos nada de ninguno de los y las que se sientan en los sitiales del parlamento, así como tampoco hemos confiado en lo más mínimo, en las supuestas presiones a favor de la libertad de lxs presxs desde lxs convencionales constituyentes, quienes sin ningún problema avanzan en la elaboración de una nueva constitución, mientras en paralelo avanzan las prisiones preventivas, las condenas y los años en prisión, perpetuando la criminalización de la protesta.

5. Con todo, queda claro que sus logros no son los nuestros. No podemos seguir avalando sus caminos, su falsa democracia y sus llamados a participar bajo sus reglas. Lo sucedido en el Congreso, nos ratifica que solo desde la autonomía y el desarrollo de Poder desde todos los territorios y sectores donde estemos, seremos capaces de construir un camino de transformación radical. La revolución que se asoma en nuestros deseos, en nuestras ideas, es posible en la medida que mantengamos nuestras claridades, nuestras convicciones y nuestras organizaciones activas enfrentando a todo este sistema decadente, corrupto y mentiroso. ¡¡QUE SE VAYAN TODXS!!

Por todas estas razones exigimos:

FUERA Piñera y que se vayan todxs.
FUERA la bota militar del Wallmapu.

Fin al genocidio, ¡Wallmapu libre!
Libertad a todxs lxs presxs políticxs.

En sus urnas no caben nuestros sueños.
No votes, bótalos.

Referente Político Social – RPS.

Noviembre 9, 2021.

 

 

Recibido por CT: 10-11-2021.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.