Asesinato de Pablo Marchant: antecedentes develan posible montaje de carabineros.

Foto: Weichafe Pablo Marchant.

Caso Pablo Marchant: Las contradicciones entre el diálogo radial de CENCO y las declaraciones de Carabineros.

Por Josefa Barraza.
 
Luego de que se revelara la existencia de un “Pre Informe Metapericial Forense Criminalístico” que concluía que Pablo Marchant habría sido ejecutado extrajudicialmente, La Otra Diaria accedió al extracto del diálogo radial que mantuvo Carabineros durante la tarde y noche del viernes 9 de julio. La conversación de CENCO deja entrever una serie de contradicciones con respecto a las declaraciones de los carabineros involucrados. Los funcionarios policiales reconocen que si existió un registro de lo que pasó a través de cámaras corporales y que hubo comunicación paralela con el alto mando a través de teléfonos celulares.  Una de la revelaciones más importantes es la de Edison Ancamil, quien dice que no vio el fusil junto al cuerpo de Marchant.

El miércoles 17 de noviembre, nuestro medio publicó la existencia de un “Pre Informe Metapericial Forense Criminalístico”, realizado por el tanatólogo Bernardo Morales, donde se reveló que Pablo Marchant, miembro de la CAM, habría sido ejecutado por Carabineros la tarde del viernes 9 de julio, en el Fundo Santa Ana Tres Palos (Forestal Mininco). En dicho documento -al que La Otra diaria tuvo acceso exclusivo-, se explica que el joven recibió dos impactos balísticos, uno en su brazo derecho y otro en su cabeza,  el que habría sido percutado con apoyo del cañón en el punto de entrada del proyectil balístico” y en posición de ejecutado.

Morales posee una vasta trayectoria en análisis de casos de violación a los Derechos Humanos. Fue jefe de Tanatología del Servicio Médico Legal y otra de sus pericias recientes se realizó a los fallecidos en el incendio de la fábrica Kayser, en Renca, ocurrido la tarde del domingo 20 de octubre de 2019 tras el inicio de la revuelta social.

“La tipología de las lesiones que provocan la muerte de Marchant Gutiérrez y el análisis y correlación criminodinámica de las mismas, permiten plantear un mecanismo de ejecución (…) llama la atención la posición de las extremidades inferiores del occiso, las que se encuentran flexionadas a la altura de las rodillas, lo que hace presumir que éstas se encontraban flexionadas al momento de recibir el impacto balístico y en posición de no poder extenderse, lo que ocurriría sólo al encontrarse el cuerpo en posición arrodillado, con la cabeza  inclinada hacia abajo”, detalla el Pre Informe .

Un día después de la publicación del primer reportaje – y aunque desde la Fiscalía de Alta Complejidad no se refirió al caso con este medio- sí entrego una respuesta al diario La Tercera respecto a los resultados del metaperitaje. El fiscal Roberto Garrido comentó que no sabían cómo habían llegado a esas conclusiones, tildándolas de “contradictorias” con el informe de autopsia incorporado por el  Servicio Médico Legal (SML).

Rodrigo Román, abogado de Myriam Gutiérrez, -madre de Pablo Marchant-, envió el documento a la Fiscalía vía correo electrónico -la tarde del jueves 18 de noviembre- con la intención de agilizar las diligencias de la investigación y acelerar la formalización de los carabineros implicados en el asesinato del joven.

-Sobre Fiscalía son dichos irresponsables porque al momento de emitir esa opinión el fiscal no conocía el contenido exacto del pre informe, y además lo que hace este pre informe es contradecir la versión policial, que es otro tema. No es que el informe sea contradictorio, sino que contradice la versión de la policía (…) Además, las acusaciones que hacen del doctor son falsas-, comenta el abogado.

La mañana del martes 23 de noviembre, Rodrigo Román presentó una querella criminal ante el Juzgado de Garantía y Letras de Carahue, en contra del cabo primero Hugo Huenchuvil, el sargento segundo Eduardo Mora, y el conductor de la empresa de seguridad JM Ñuble (prestadora de servicios de forestal Mininco) Guillermo Santander, por los delitos de ejecución extrajudicial y apremios ilegítimos con homicidio.

Cabe recordar que la muerte de Marchant se produjo la tarde del viernes 9 de julio, en la zona de Carahue. Según las declaraciones de Carabineros, miembros del Órgano de Resistencia Territorial (ORT) de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) enfrentaron a una camioneta que debía escoltar la salida del personal de faena de la empresa Forestal Mininco, en el Fundo Santa Ana tres Palos.

La Forestal tenía un recurso de protección que garantizaba un punto fijo de ronda policial diurno y nocturno vigente desde el 14 de junio hasta el 14 de julio.

En los certificados de servicio remitidos por el C.O.P a la Fiscalía local de Pucón, el sargento segundo Eduardo Mora y el cabo primero Hugo Huenchuvil estaban en “servicio saliente de Servicio Nocturno, disponible desde las 15:00 hasta las 20:00 horas del mismo día” (al interior de camioneta); mientras que el sargento segundo Edison Ancamil y el cabo primero Javier Minte, se encontraban de servicio en primer patrullaje desde la siete de la mañana hasta las ocho de la noche (punto fijo).

Mora y Huenchuvil declararon que Marchant habría aparecido al lado izquierdo del camino, encapuchado y con un arma larga de tipo fusil M16 entre sus manos, con la que hizo el gesto de apuntarles.

También afirmaron que no llevan cámaras GoPro y que alertaron por radio que se encontraban bajo un ataque armado. Detuvieron el vehículo, se bajaron y siguieron a pie, uno de ellos por el costado derecho. Se desplazaron pegados a una pared de tierra que flanquea el camino. Huenchuvil iba más atrás, por el costado izquierdo del sendero bordeado por matorrales y fue quién le disparó a Pablo Marchant a corta distancia.

Según consta en las mismas declaraciones de la policía, la jefatura local les habría ordenado permanecer en el lugar y no tocar nada hasta recibir la llegada de los organismos especializados. El fusil M16, calibre 5.56, habría quedado tirado junto al cuerpo del joven, contaba con munición y habría estado con la “bala pasada”, listo para ser disparado.

Según Rodrigo Román, y como quedó estipulado en la querella, uno de los primeros elementos que llama la atención es que Huenchuvil y Mora, al momento del crimen, eran guiados en una camioneta Chevrolet patente FVSB28, conducida por Guillermo Santander, chofer de la empresa de seguridad JM Ñuble, quién prestaría servicios a Forestal Mininco. “Esto deduce que los procedimientos de seguridad de la industria forestal son bajo la coordinación entre civiles y policías, con asignación de función y roles”, afirma.

-El 9 de julio quedó al descubierto una extraña patrulla de seguridad compuesta por Carabineros de Chile, con uniforme, armados, junto al vehículo particular de la forestal con un chofer, razón por la cual es una patrulla de seguridad que actúa al margen de la ley, lo que debe investigarse (…) sería prudente que se investigara una eventual responsabilidad como cómplice o encubridor del conductor de dicho vehículo que trasladó a los policías que habrían ejecutado extrajudicialmente a Pablo Marchant-, agrega Román.

Además, en la misma querella -declarada admisible el 25 de noviembre- también se confirma el hallazgo de material plástico del taco del proyectil al interior del cráneo de la víctima, lo que hace presumir que el disparo fue con apoyo, “consumándose así el alevoso crimen denunciado” y que, según lo expuesto en el metaperitaje, es muy difícil que Marchant haya estado agazapado en los matorrales apuntando al cabo Huenchuvil, puesto que ya tenía su brazo derecho herido.

“Yo no vi el armamento”

En la querella se deja constancia y se adjuntan una serie de pruebas para demostrar las contradicciones en las declaraciones de los carabineros involucrados. Estas quedan en evidencia tras la revisión de la carpeta investigativa, especialmente entre la conversación radial de la Central de Comunicaciones de Carabineros (CENCO) del 9 de julio y lo declarado por el sargento segundo Edison Ancamil, quien también estuvo en la Forestal Mininco esa tarde.

Este medio tuvo acceso al extracto transcrito de los audios radiales del Comando Control, diligencia ejecutada por el suboficial Máximo Castro, encargado de la Central de Comunicaciones CENCO Cautín:

17:56:32*: Personal COP Facción Santa Ana comunica que se encuentra siendo atacado por individuos desconocidos con disparos.

18:00:51: Coronel Sr Gutiérrez ordena que concurra al lugar el comandante Sr González.

18:01:29: Carahue 1 comunica que recibe llamado telefónico del Central monitoreo Mininco, que un trabajador de la empresa se encuentra lesionado.

18:05:53: Al momento es difusa la información, se desconoce si la persona fallecida es un comunero o un trabajador de la empresa.

18:09:45: Coronel Gutiérrez se traslada al lugar.

18:13:56: General Sr Bobadilla y General Sr González se desplazan al lugar.

18:42:59: Se le comunica vía telefónica al Sargento Mora que no manipulen evidencias, manifiesta que el área (está) asegurada.

18:45:18: Sargento 2do Ancamil con el Sargento 2do Mora en el sitio del suceso a cargo de la facción.

18:48:52: Coronel Sr Urrejola comunica que se confirma recuperación de un arma de fuego fusil en el sitio del suceso.

18:54:45: En el sitio del suceso hay un comunero masculino joven encapuchado fallecido con un fusil M-16 al costado.

20:28:27: General Bobadilla comunica que Carahue Uno llame a fiscal San Martín.

22:57:14: Fiscal Mauricio San Martín Lara.

Hasta este punto de la transcripción, aún no se informa la identidad de la persona fallecida, pese a que Pablo Marchant llevaba su billetera con su carnet de identidad entre sus pertenencias. Para Rodrigo Román, la ausencia del nombre de Ernesto Llaitul -quien se creía que era la víctima- es una interrogante, ya que, si no es nombrado en la comunicación CENCO, cómo es posible que públicamente se haya divulgado esa información por parte del Ministerio Público.

Pasadas las 23 horas de ese día se menciona por primera vez a Héctor Llaitul en el diálogo radial de Carabineros:

23:24:33: Se deja constancia que en el lugar se encuentra Héctor Llaitul, el cual manifestó que se comunicó con el Ministerio del Interior para poder ingresar al sitio del suceso.

23:25:08: Lo cual fue consultado al Sr. Fiscal de turno el cual señala negativo, ya que el personal se encuentra trabajando en el sitio del suceso.

23:44:12: En la entrada se encuentran familiares del fallecido.

23:48:38: Fiscal autoriza la entrada de Héctor Llaitul más un familiar.

23:53:32: Personal manifiesta que ni uno de los cuatro funcionarios involucrados en el procedimiento mantenían cámaras de video.

00:38:39: A esta hora se le autoriza la entrada al sitio del suceso a los familiares del fallecido.

00:40:22: A esta hora ingresa el vehículo con Héctor Llaitul y un familiar.

03:07: 24: Fallecido identificado como Pablo Andrés Marchant Gutiérrez.

En contacto con La Otra diaria, Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), confiesa que se enteró de la supuesta muerte de su hijo Ernesto (Nano) a través de las redes sociales. La información fue confirmada después a través de una llamada del fiscal San Martín. Sin embargo cuando asistió al sitio del suceso, junto a la pareja de su hijo, confirmaron que no era Ernesto sino su amigo Pablo Marchant.

Otra grave contradicción en el caso es la versión del uso de cámaras corporales, ya que, según el diálogo radial CENCO ninguno de los cuatros funcionarios involucrados -Minte, Huenchuvil, Mora, Ancamil- portaban cámaras Go Pro, lo que es desmentido en la declaración del sargento segundo Edison Ancamil, a la que este medio también tuvo acceso:

“Cuando yo estaba al interior del container con la persona lesionada, escuché que en el exterior habían otros funcionarios policiales, que le señalaron al funcionario Minte, ‘Minte soy el Mora mantenemos un monte 6’ por lo que yo salí al exterior y concurrí al lugar donde estaba ese funcionario policial que correspondía al sargento Eduardo Mora (…) Cuando yo salí del container comencé a grabar con la cámara Go Pro (fiscal), para así poder recopilar información”.

Declaración sargento segundo Edison Ancamil

 

Dicha información también fue confirmada por el cabo Javier Minte, quien declaró que solo el sargento Ancamil portaba una cámara Go Pro tipo número 8, la que usó solo para grabar el final del procedimiento, cuando “los sujetos ya se habían ido”.

-Sobre la no existencia de cámaras corporales es una mentira que la policía permanentemente viene gestando o desarrollando en el Wallmapu, lo que tendrá que investigarse si habían o no cámaras. Si no las hay, eso constituye una transgresión del deber funcionario lo que tiene que investigarse y sancionarse-, explica Román, ya que desde enero del 2020 Carabineros de Chile estableció un “Manual de Uso y Registro de Videocámaras en el Servicio Policial”.

Aún más grave es que, según el diálogo CENCO, a las 18:54 horas en el lugar había “un comunero masculino joven encapuchado fallecido con un fusil M-16 al costado”. Así confirmaron que Pablo Marchant habría estado armado al momento de ser asesinado, sin embargo Ancamil lo desmiente  en su declaración.

“Cuando llegué donde el sargento Mora le pregunté qué había pasado, que quién era la persona que estaba en el piso y el sargento Mora me dijo ‘le pegamos un balazo a uno de los individuos, tenemos un armamento recuperado’, pero en ese momento yo no supe quién había herido al individuo, solo vi al sujeto tendido en el piso con una herida en el cráneo, pero yo no vi el armamento”, se lee en el documento.

Extracto declaración sargento segundo Edison Ancamil

 

Además, tanto en la declaración Ancamil como en la del cabo Huenchuvil se deja entrever la existencia de una comunicación paralela a la de CENCO, ya que explican que no portaban radios, por lo que el único medio de comunicación que tuvieron fueron sus teléfonos celulares (Ancamil reconoce que recibió el llamado de un coronel) y que después del enfrentamiento llegaron al lugar oficiales de la institución, quienes conversaron directamente con Mora.

Extracto declaración cabo Hugo Huenchuvil

 

-No hay registro de esas comunicaciones y conversaciones telefónicas, debiendo haberlas habido (…) Luego poner en conocimiento a la Fiscalía de este importante pre informe metapericial, esperamos que el Ministerio Público solicite la formalización de la investigación, se cierre, y se determine la responsabilidad penal de los autores de este horroroso crimen internacional denominado ejecución extrajudicial-, concluye Rodrigo Román.

*La Otra Diaria intentó contactar al fiscal Jorge Calderara para conversar sobre la investigación. Sin embargo, desde prensa de la Fiscalía de Alta Complejidad Región de la Araucanía declinaron referirse al tema. 

Fuente: https://laotradiaria.cl/2021/11/30/caso-pablo-marchant-las-contradicciones-entre-el-dialogo-radial-de-cenco-y-las-declaraciones-de-carabineros/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.