Chile: Referente Político Social (RPS) se pronuncia ante las presidenciales.

Ante la segunda vuelta electoral, el RPS se dirige a los pueblos de Chile y del Wallmapu.

Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres. (Rosa Luxemburgo).

En unos días más se realizará la votación para elegir presidente de la República. Todos los partidos políticos del sistema, los medios de comunicación y de propaganda, se han unido para decirnos que esta será una de esas “elecciones históricas” e insisten en que vayamos a votar. Nos imponen un doble miedo para obligarnos a elegir entre el menos malo, con el que se lograría ‘algo’ que nos beneficie como pueblo, o el más malo, con el que recrudecerá la represión, habrá menos libertad de expresión y los supuestos logros alcanzados hasta ahora se borrarán de un plumazo. A esto último le llaman fascismo.

Sin embargo, este enfrentamiento entre bandos es solo un show para acarrear votantes, y vía participación electoral legitimar un sistema corrupto que se cae a pedazos. Ninguno cuestiona el fondo. Boric a lo más se atreve a presentar parches, maquillajes y como quiere ser presidente, no sólo corre a los brazos de los que han gobernado desde la transición, los mismos de los 30 años, sino además hace vista gorda frente a la represión y se rinde ante el empresariado. El otro, Kast, declara sin empacho que quiere favorecer a los privilegiados de siempre, legalizar los abusos con más impunidad, intensificar la represión que golpea hace rato en poblaciones y territorio mapuche y anuncia que limitará los derechos y beneficios a las mujeres que no se “bien comporten” en su vida pública o privada.

Ambos califican a las y los presos políticos como delincuentes, dicen que hay que juzgarlos por el daño que han cometido. Pero cuando se refieren a los verdaderos ladrones y homicidas, aminoran los calificativos, niegan la verdadera mafia criminal que existe en Carabineros, PDI y FF.AA., hablan suavemente de la corrupción generalizada en el sistema político y no se comprometen categóricamente con la defensa de los DD.HH. Todo esto, porque hay otro “pacto del silencio” entre los políticos, empresarios y sus aliados: el sistema actual, el capitalismo, no se toca.

Desde el Referente Político Social – RPS, hemos sido directos, y sin ambigüedades hemos dicho que cuando participamos de la revuelta, lo hicimos con la esperanza de que lo vivido hasta ese momento no podía continuar. Pues bien, seguimos con esos mismos anhelos y a pesar de que hay sectores del pueblo que desistieron o sucumbieron a la idea de que alguien podría representar mejor lo que queríamos, insistiremos en que los y las que estuvimos en la revuelta no tenemos candidatos.

Nuestro llamado es a construir colectivamente un programa popular que reúna las problemáticas económicas, políticas y sociales que el pueblo  escribió en las múltiples jornadas realizadas desde octubre de 2019, para frenar con movilización lo que nos urge día a día: el alza de los precios de los productos de primera necesidad, la mercantilización de la educación y de la salud, los problemas de vivienda, de transporte, la pobreza, la acentuación del narco y su violencia, así como la violencia patriarcal, racista y xenófoba, entre otros. Para ello, desde el RPS, se ha generado una propuesta de Plataforma de Lucha (*) que se ha puesto a disposición de las organizaciones para iniciar el debate y así potenciar el necesario avance programático del pueblo.

Por tanto, fomentaremos la lucha y la organización para apoyarnos entre quienes hemos emprendido el camino del trabajo autogestionado y así enfrentar al capital y su crisis económica; alentaremos la autodefensa de la vida en todos sus niveles, contra la intromisión y el abuso policial-militar (el fascismo con uniforme) en nuestros barrios, poblaciones y en el territorio mapuche. Llamaremos consecuentemente a confrontar al poder, al gobierno y parlamento de los de arriba, ya sea en su variante “democrática” o en la abiertamente autoritaria, y también, al fascismo ahí donde está creciendo, en las marginalidades de las ciudades y campos.

A días de la segunda vuelta, el RPS ha elegido el camino del pueblo digno reafirmando la alternativa de la organización y la lucha popular autónomas que choca de frente y sin rodeos con el camino electoral que pretende sumirnos en el reino del miedo, someternos al chantaje y dejarnos en la pura resignación.

Solo confiamos en la organización y en la lucha histórica que como pueblos hemos desarrollado. La vida digna y en libertad se logrará si se desarrolla con solidaridad, de forma colectiva, estrechando nuestros lazos, impulsando alternativas de producción, abastecimiento y de oficios; fortaleciendo las asambleas u otras organizaciones del pueblo dispuestas a definir autónomamente sus caminos de lucha y tomar la política en sus manos.

En estas tareas sabemos que nos encontraremos con las y los luchadores honestos que hoy resignadxs buscan librarse del fascismo creyendo en otros – en candidatos y promesas- más que en si mismos y en las potencialidades de un pueblo organizado.

Nuestra alternativa es el autogobierno y la auto- representación popular, hasta lograr germinar una nueva primavera de los pueblos en lucha.

Por la vida, la libertad y la dignidad de los pueblos
Poder popular, contra el fascismo y el capital

Referente Político Social, RPS

Chile- Wallmapu, 14 de diciembre de 2021.

(*) Plataforma de Lucha (lectura on line): https://issuu.com/referente_rps/docs/plata

Puede ser una imagen de 3 personas y texto

Twitter: https://mobile.twitter.com/referente_rpsFacebook: https://www.facebook.com/Referente-RPS  –   instagram: https://www.instagram.com/referente_rps/

Fuente: Recibido por cctt.cl 15 de diciembre, 2021.

1 Comment

  1. Es una impostura citar a Rosa Luxemburgo en una proclama que ni siquiera menciona la lucha de clases, menos todavía la clase obrera. Es una impostura citar a Rosa Luxemburgo desde una perspectiva anti-patriarcal:

    «Por eso resulta hoy incluso refrescante reencontrarse con el discurso de la pionera de la «recuperación» de Rosa Luxemburgo para el feminismo. En 1982, María José Aubet publica la que seguramente haya sido la antología más vendida en español de la revolucionaria de Zamość. Deja las páginas finales del libro para comentar los textos de Luxemburgo sobre «la mujer». ¿Y qué dice?:

    «Si bien hay que empezar por admitir que Rosa Luxemburg no fue nunca una feminista en el sentido moderno del término y constatar que siempre se negó a militar activamente en el seno de las organizaciones femeninas de la socialdemocracia alemana, sería erróneo concluir de ahí que el tema de la mujer -la mujer obrera y de la mujer militante- le fuera indiferente o lo subestimara. Es evidente que la lucha feminista actual no es deudora en absoluto de su obra, y puede afirmarse que existe a pesar de Rosa Luxemburg, siendo como fue una de las mujeres más lúcidas y más luchadoras de nuestra historia contemporánea. […]
    El tratamiento luxemburguiano de la cuestión: la contradicción principal es la de Capital y Trabajo, no la de hombre y mujer, el trabajo doméstico es irrelevante para el orden capitalista y por lo tanto, no puede ser la base material que sustente una posible teoría «económica» de la explotación específica de la mujer; la existencia de intereses diametral y antagónicamente opuestos entre la mujer burguesa y la mujer obrera; su misma concepción de la revolución como un proceso todavía «omniabarcador», esto es capaz de acabar con todas las opresiones existentes (de clase, nacionales y sexuales); la capacidad revolucionaria de la mujer solo en cuanto mujer proletaria, es decir, como productora de plusvalía en el marco de la producción social capitalista, etc.»
    (Por qué el feminismo falsifica hoy a Rosa Luxemburgo, 2 dic 2018, nuevocurso.org)

    Un mínimo de honestidad siquiera «demócratica», tiene que decidir a los compas de RPS a remover la cita del comienzo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.