Chile de abajo: «No votaremos, y si nos obligan cobrando multas, anularemos» *.

¡En las luchas del pueblo construimos poder popular!

por Bloque de Organizaciones Populares (BOP).

Compañeros, compañeras, vecinos y vecinas,

Quienes formamos parte del Bloque de Organizaciones Populares (BOP) y las distintas organizaciones en las cuales participamos nos parece prudente y necesario expresar nuestra posición frente a la actual coyuntura y escenario de lucha al cual nos vemos enfrentados como clase trabajadora.

Mientras en el día a día sufrimos la crisis económica en nuestros hogares asumiendo el alza del costo de la vida y la dificultad de moverse para llegar a fin de mes, nos aparece esta nueva elección como la gran contradicción. Para nosotras y nosotros trabajar mucho y ganar cada vez menos sigue siendo nuestro problema y no caeremos en extorsiones. No es la primera vez que lo decimos y no es la primera elección que enfrentamos.

Nos quisieron vender las mejores entradas de uno de sus circos, pero terminamos en las galerías nuevamente, porque en la agenda de los poderosos no hay lugar para nosotras ni nosotros. Desde el BOP somos reiterativos en que gane quien gane, pierde el pueblo y seguiremos perdiendo si no levantamos las demandas justas e inmediatas que nuestras familias necesitan. EL Bloque de Organizaciones Populares y las distintas organizaciones articuladas en este espacio apostamos a la LUCHA Y ORGANIZACIÓN POPULAR.

Salud, Tierra y Vivienda, derechos Socio Ambientales y de la Mujer popular seguirán siendo los ejes por los cuales transita nuestra apuesta, en el camino del pueblo organizado y haciéndole frente a la institucionalidad de ricos y poderosos, con el horizonte y camino del poder popular en cada territorio.

No permitamos la ceguera; no somos los ni las que le hacemos el juego a la derecha, al contrario, estamos en cada lucha por conquistar nuestros derechos gobierne quien gobierne. En esta coyuntura electoral al igual que en todas las anteriores muchas y muchos de nosotros no votaremos, y si vamos solo sera porque nos quieren obligar cobrando multas y en este caso anularemos.

Por último, queremos saludar de manera fraterna a las distintas organizaciones que se mantienen firmes y con posicion clara ante la farsa constituyente: Asociación intersindical de trabajadores/as (AIT),Estudiantes por la Causa Popular (ECP), Movimiento de Mujeres Clasistas(MMC), Referente Político Social(RPS), Polo Clasista, Fuerza Pobladora (FP),Guacoldas, a las distintas asambleas populares, colectivos antifascistas y a cada compañero/a que se organiza en distintos colectivos, organizaciones populares y organizaciones revolucionarias. Seguiremos aportando para que la articulación de los que construyen y luchan multipique y fortalezca la organización del pueblo.

¡¡FRENTE A LA COLUSIÓN Y LAS ALZAS, EL PUEBLO SE ALZA!!

¡¡EN LAS LUCHAS DE PUEBLO CONSTRUIMOS PODER POPULAR!!

¡¡NUESTRA ÚNICA ELECCIÓN: LUCHA Y ORGANIZACIÓN!!

¡¡NO VOTAMOS, SEGUIMOS CONSTRUYENDO PODER POPULAR!!

Fuente: https://www.elbloque.cl/post/en-las-luchas-del-pueblo-construimos-poder-popular

(*) Nota del Editor CT: esta frase no es exactamente la del texto; fue modificada respetando el sentido con el fin de transformarla en titulo.

1 Comment

  1. Poco antes del plebiscito han aparecido un buen número de declaraciones respecto a impugnar la dicótoma apruebo/rechazo y es de celebrar que exista una sincronía de posiciones críticas después de dos años en que las posiciones de la izquierda revolucionaria transitaban por el escepticismo (cubierta ficticia del silencio), la ambigüedad o la confusión. Quizá es normal que esto ocurra cuando la coyuntura política indica, por un lado, una situación de fuerte retroceso para las fuerzas de izquierda más rupturistas, lo que es inversamente proporcional respecto de la avanzada de la socialdemocracia como expresión de recomposición del capital.
    Sin duda que el apenas rasguñar la coyuntura actual desde este cúmulo de posiciones es un hecho valorable, sin embargo, esto no rompe la situación de derrota en la cual esta izquierda se encuentra. Quizá el camino para «comenzar a salir» de este letargo es la urgente necesidad de reconstruir no «El» sino «Un» proyecto popular nacional de esta izquierda. El proyecto debiera ser cúmulo de experiencias particulares, es decir diverso, pero lo clave no es ya su característica diversa y particularista (es necesario superar esta «pretendida» novedad teórica), su fortaleza será la capacidad de homogenizar aspectos estratégicos que permitan dar dirección a un programa político común y de largo aliento, que sea capaz de transitar por las altibajos de cada coyuntura, caracterizar el periodo y establecer los principios para que el programa se traduzca en cada lugar, en la medida en que las características particulares del territorio impongan a las fuerzas de izquierda su propia realidad. Sabemos que la constitución cambiará gane apruebo o gane rechazo, sabemos también que aquello no se traducirá en ningún cambio en las correlaciones de fuerza y menos aún en vía al tránsito de una vida mejor para las y los explotados. El cuadro en el cual se expresará la lucha de clases podrá presentar cambios, pero la sola iniciativa de defensa de las necesidades del pueblo (sin pueblo) haciendo eco del alegato social de las masas sin presentar a las masas un camino claro, confiable y predecible (¡y lo más importante, que las masas defiendan!) solo perpetuará nuestro lugar de extremo que no logra ser chispa de ninguna pradera.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.