Petro en la ONU: 3 frases del desafiante discurso del presidente.

Y por qué va en contra de la tradición diplomática de Colombia.

por Daniel Pardo/Corresponsal de BBC Mundo en Colombia.

Gustavo Petro dio este martes en la Asamblea General de Naciones Unidas quizá el discurso más vehemente que un presidente colombiano haya ofrecido en ese prominente espacio de deliberación internacional.

El economista, exguerrillero y exalcalde de Bogotá, quien asumió el cargo hace menos de dos meses, acusó a los países desarrollados de la destrucción de la Amazonía, cuestionó la explotación de recursos naturales y propuso el fin de la guerra contra las drogas.

Algunos críticos y miembros de la oposición, sin embargo, cuestionaron el discurso por su carácter «divisorio» y por la ausencia de planes concretos sobre cómo espera el mandatario cambiar estas problemáticas con una acción conjunta de países. Muchos temen que la vehemencia del gesto pueda aislar al país en la comunidad internacional.

Minutos después de la intervención, no obstante, Petro se reunión con John Kerry, alto comisionado para el clima de Estados Unidos, para tratar temas de paz y cambio climático.

Con un lenguaje poético lleno de mordacidad, Petro apeló a su historial de contundentes discursos en el Congreso de Colombia, a través de los cuales construyó una carrera política con base en la denuncia de la violación de derechos humanos y de la corrupción.

Para la vieja tradición de apego a la diplomacia de los mandatarios colombianos, el discurso de Petro representa un quiebre equiparable a su llegada misma al poder, que es considerada la primera de un izquierdista en la historia del país.

En el pasado, mandatarios como Juan Manuel Santos y Ernesto Samper cuestionaron la guerra contra las drogas con el argumento de que ningún país como Colombia, el mayor productor de cocaína del mundo por décadas, ha sido tan afectado por la misma.

Sin embargo, la vehemencia de Petro, llena de señalamientos al modelo de desarrollo capitalista, suena inédita para un país que siempre ha preferido una diplomacia políticamente correcta a la denuncia impetuosa.

Estas son tres frases que resumen los ejes del discurso de Petro.

Petro en la ONU

Fuente de la imagen, Reuters

«Vengo de un país de belleza ensangrentada»

«Vengo de uno de los tres países más bellos de la Tierra», señaló Petro al comenzar su discurso.

Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo y el primero si se mide en relación con el tamaño de su territorio. El país tiene acceso a dos océanos, tres codilleras montañosas, cientos de páramos y una importante porción de la Amazonía.

«Allí hay una explosión de vida. Miles de especies multicolores en los mares, en los cielos, en las tierras. Vengo de la tierra de las mariposas amarillas y de la magia. Allí en las montañas y valles de todos los verdes, no solo bajan las aguas abundantes, bajan también los torrentes de la sangre».

«Vengo de un país de belleza ensangrentada», dijo Petro.

En efecto, Colombia ha sido el escenario de uno de los conflictos armados más largos y complejos del mundo, que generó uno de los desplazamientos internos más grandes que haya visto la humanidad, con ocho millones de personas afectadas.

La condición de país privilegiado al tiempo que condenado fue el eje del discurso de Petro en la ONU.

La defensa de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático son puntos centrales de la agenda de gobierno de Petro.

Gustavo Petro y la vicepresidenta, Francia Márquez.

Fuente de la imagen, AFP. Gustavo Petro y la vicepresidenta, Francia Márquez

 

«Mi país no les interesa sino para arrojarle venenos a sus selvas, llevarse a sus hombres a la cárcel y arrojar a sus mujeres a la exclusión»

Dicho lo anterior, Petro culpó a las políticas económicas de países desarrollados por la devastación de la selva amazónica, considerada el pulmón del mundo ante la amenaza del calentamiento global.

«La selva se quema, señores, mientras ustedes hacen la guerra y juegan con ella. La selva, el pilar climático del mundo, desaparece con toda su vida. La gran esponja que absorbe el CO2 planetario se evapora», dijo Petro.

Un promedio de 1,5% del territorio protegido de Colombia se ha deforestado cada año durante la última década debido a la falta de controles de empresas de ganadería extensiva y palma africana.

Petro asegura que el Estado colombiano poco puede hacer al respecto sin un consenso internacional para detener estas economías extractivas. Además, acusa a la élite política tradicional colombiana de obrar en consonancia de los países desarrollados que supuestamente ven la biodiversidad como un obstáculo para el desarrollo.

«La selva salvadora es vista en mi país como el enemigo a derrotar, como la maleza a extinguir. El espacio de la coca y de los campesinos que la cultivan, porque no tienen nada más que cultivar, es demonizado».

La hoja de coca, originaria de los Andes amazónicos, es considerada una planta ancestral para cientos de comunidades y su explotación medicinal está en crecimiento.

«¿Qué es más venenoso para la humanidad: la cocaína, el carbón o el petróleo? El dictamen del poder ha ordenado que la cocaína es el veneno y debe ser perseguida, así ella solo cause mínimas muertes por sobredosis. En cambio, el carbón y el petróleo deben ser protegidos, así su uso pueda extinguir a toda la humanidad», aseguró Petro.

Gustavo Petro

Fuente de la imagen, AFP. Desde su discurso de inauguración, Petro hizo un llamado por acabar con la guerra contra las drogas.

 

«Les demando acabar con la irracional guerra contra las drogas»

Todo esto concluyó en una férrea demanda de Petro por acabar con la llamada guerra contra las drogas, impulsada por el gobierno de Estados Unidos desde 1971.

«Yo les demando desde aquí, desde mi Latinoamérica herida, acabar con la irracional guerra contra las drogas», solicitó Petro, quien desde su discurso de inauguración como presidente en agosto hizo un llamado a abordar el problema de drogas como uno de salud pública en lugar de seguridad y defensa.

«Disminuir el consumo de drogas no necesita de guerras, necesita que todos construyamos una mejor sociedad: una sociedad más solidaria, más afectuosa, donde la intensidad de la vida salve de las adicciones y de las nuevas esclavitudes».

«¿Quieren menos drogas?», se preguntó el mandatario. «Piensen en menos ganancias y en más amores. Piensen en un ejercicio racional del poder».

Y a partir de eso, el presidente colombiano pronunció quizá la acusación más dura de su discurso: «Nosotros les servimos para excusar los vacíos y las soledades de su propia sociedad que la llevan a vivir en medio de las burbujas de las drogas. Les ocultamos sus problemas que se niegan a reformar».

«Mejor es declararle la guerra a la selva, a sus plantas, a sus gentes», sentenció con ironía.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-62975726

—–

De Archivo:

Petro presidente | «Es la hora del cambio»: 6 frases de su primer discurso como mandatario de Colombia.

por Redacción BBC News Mundo.

En una ceremonia de posesión cargada de simbolismos, Gustavo Petro, nuevo presidente de Colombia, destacó este domingo el cambio que quiere para el país, que por primera vez tendrá a un mandatario de izquierda y progresista.

En un discurso de 47 minutos, Petro remarcó los grandes temas que protagonizaron la campaña que lo lo llevó a la presidencia en las elecciones de junio.

La igualdad, la paz, el medio ambiente, las mujeres y los más desfavorecidos fueron los ejes de la intervención del economista y exguerrillero, que juró ante Dios y prometió ante el pueblo cumplir la Constitución antes de vestirse con la banda presidencial con los tres colores de la bandera colombiana.

«Petro, amigo, el pueblo está contigo», cantaban las 100.000 personas en la plaza Bolívar de Bogotá que recibieron con entusiasmo el cambio que promete Petro.

1. «Todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra»

La segunda oportunidad para Colombia fue un elemento clave en el inicio y el cierre de su discurso y para ello usó una frase del final de la novela «Cien Años de Soledad» del escritor Gabriel García Márquez, uno de los colombianos más ilustres en el mundo y al que Petro admira.

De hecho, el alias de Petro en sus tiempos de guerrillero era «Aureliano» por Aureliano Buendía, protagonista de la obra maestra de García Márquez.

«Quiero decirles que hoy empieza nuestra segunda oportunidad, nos la hemos ganado. Su esfuerzo valió y valdrá la pena, es la hora del cambio», dijo Petro, que plantea una agenda reformista y ambiciosa.

Petro
Fuente de la imagen, AFP. Petro recibe la banda de la senadora María José Pizarro, hija de un famoso líder del M19 asesinado en plena desmovilización cuando era candidato a la presidencia.

2. «Tenemos que terminar con seis décadas de violencia y conflicto armado, con los dos siglos de la guerra eterna y perpetua de Colombia»

Petro estableció un decálogo de compromisos para sus cuatro años de presidencia que comenzaron este domingo y la paz es el número uno en un país marcado por la violencia, que continúa pese al acuerdo alcanzado con la guerrilla de las FARC en 2016.

Petro mismo perteneció en su juventud al grupo guerrillero M-19, que firmó la paz con el Estado colombiano a comienzos de los años 90.

«Cumpliremos el acuerdo de paz, seguiremos a rajatabla las recomendaciones de la comisión de la verdad», prometió.

«Trabajaré para conseguir la paz verdadera como nadie, como nunca», dijo e hizo un llamado a los grupos armados a que depongan sus fusiles.

3. «La guerra contra las drogas ha fracasado»

En un país marcado por la violencia no sólo de las guerrillas sino del narcotráfico, Petro pidió «una nueva convención internacional que acepte que la guerra contras las drogas ha fracasado rotundamente y ha dejado un millón de latinoamericanos asesinados, la mayoría colombianos, durante estos últimos 40 años, y 70.000 estadounidenses muertos cada año por sobredosis por drogas que ninguna se produce en América Latina».

Petro avanzó así quizás una nueva etapa en las relaciones con Estados Unidos, socio prioritario de Colombia, entre otras cosas, en la lucha contra las drogas.

Cartel

4. «El 10% de los colombianos tiene el 70% de la riqueza»

La lucha contra la desigualdad es uno de los grandes ejes de la política de Petro ya que Colombia es uno de los países más desiguales del mundo, situación que se exacerbó con la pandemia y que provocó estallidos sociales en los últimos años.

«Es un despropósito y una amoralidad, no naturalicemos la desigualdad y la pobreza (…) Somos unas de las naciones más desiguales socialmente de todo el planeta y esa es una aberración que no podemos continuar si queremos ser una nación y vivir en paz», dijo.

Para ello, aseguró, será básica la redistribución y nombró la reforma tributaria como la primera y más urgente de las que desea hacer. Podría ser presentada ante el Congreso ya esta misma semana.

5. «Un modelo económico, social y ambiental sostenible»

Petro defiende la ecología y la lucha contra el cambio climático y por ello quiere transformar Colombia, uno de los países más biodiversos del mundo, en un ejemplo para el mundo. Esa sensibilidad por el medio ambiente la adquirió cuando estudió de joven en Europa.

«Desde Colombia pedimos acción y no hipocresía, y por ello vamos a transitar a una economía sin carbón y petróleo, pero poco ayudamos con ello porque no somos los que emitimos los gases de efecto invernadero, son los ricos del mundo los que lo hacen», dijo antes de destacar que Colombia sí debe proteger «la mayor esponja de absorción de esos gases», la selva amazónica.

Pidió a organismo internacionales como el Fondo Monetario Internacional disminuir la deuda externa de los países para que puedan dedicar recursos a políticas ambientales.

Gustavo Petro y la vicepresidenta, Francia Márquez.
Fuente de la imagen, AFP /Gustavo Petro y la vicepresidenta, Francia Márquez

6. «Gobernaré con y para las mujeres»

Petro juró en el cargo a Francia Márquez como vicepresidenta, la primera mujer afro que alcanza ese puesto, y puso énfasis de nuevo en las mujeres, una de sus grandes bazas electorales.

Dio protagonismo no sólo a Márquez, sino a su propia esposa y a numerosas mujeres citadas a lo largo de los 47 minutos de discurso.

Prometió un gobierno paritario con un futuro Ministerio de Igualdad que conducirá Márquez. «Para que el género no determine cuánto ganas y cómo vives», dijo al prometer «igualdad real y seguridad para que las mujeres caminen tranquilas»

.

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-62460441

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.