Pueblo cubano aprueba nuevo Código de Familia.

Foto: El nuevo Código de Familia fue aprobado por las y los cubanos que participaron en el referéndum realizado el 25 de septiembre.

Cuba dio el sí al matrimonio igualitario y la gestación subrogada.

Por Luis Hernán Schwaner/Radio UChile. 

Resultado final: 66,87 % de los más de 6 millones de votantes respaldó el proyecto, aunque el “no” recibió un porcentaje no menor, esto es 33,13%. En tanto, las cifras registraron una abstención del 25,01 %, la más alta para un referéndum en el país.

El Consejo Electoral Nacional cubano informó este lunes en La Habana el resultado definitivo de la consulta popular efectuada este domingo 25, a través del cual la ciudadanía aprobó el nuevo Código de Familia propuesto por el Gobierno por dos tercios de los votos, lo que implica, ciertamente, una importante victoria política para la administración que lidera el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel, también primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

Según lo estipulado, la ley aprobada y refrendada por esta consulta popular debe entrar en vigencia al día siguiente de conocerse los resultados, es decir, este mismo martes 27 de septiembre, y reemplazará a la actual que data de 1975. Ella contempla, asimismo, que desde ahora será legal en Cuba la adopción de niñas y niños por parte de parejas homosexuales, así como la prohibición del matrimonio infantil, además de abordar la violencia de género. Antes de que fuera aprobado en julio de este año por la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), la vigésimo quinta versión del Código de las Familias cubano, la población fue ampliamente consultada entre febrero y abril en 79.000 reuniones por barrios y municipios. Este es el único proyecto que ha sido presentado a referéndum de entre las 70 normas jurídicas actualizadas a raíz de la introducción de la nueva Constitución, a diferencia de otras leyes como el Código Penal. Con esta votación concluyó un largo proceso después del primer intento -fallido- de introducir el matrimonio entre personas del mismo sexo en la Constitución aprobada en 2019.

Este fue, además, el primer referéndum sobre una ley específica que se realiza en Cuba desde el triunfo de la revolución en 1959 y el proyecto fue el único plebiscitado entre las 70 normas jurídicas actualizadas con la nueva Constitución. Además de los temas considerados más polémicos, como el reconocimiento del matrimonio igualitario (que cambia la definición de ser “la unión entre hombre y mujer” por “la unión entre dos personas”), o la posibilidad de que parejas del mismo sexo puedan adoptar niñas o niños, el vasto paquete legislativo regula también la responsabilidad parental y la denominada gestación solidaria.

El Código de las Familias propuesto sanciona la violencia de género, protege a sectores vulnerables de la sociedad como los discapacitados, prohíbe el matrimonio infantil y ampara y apoya la comunicación entre los abuelos y nietos en caso de divorcio. Aunque también abarca otros cambios en el contexto familiar, como evitar que los agresores domésticos puedan pedir la custodia de sus hijos, el reparto de los bienes materiales e inmateriales y la incorporación de las madrastras y padrastros a la posibilidad de convertirse en tutores legales.

Y aunque no hubo una campaña articulada de oposición a las reformas que se plebiscitaban ni tampoco en contra del texto en sí, algunas instituciones y activistas abogaron -principalmente en redes sociales- derechamente por el voto “no”. Sin embargo, hubo un sector que no se abstuvo de manifestar su opinión: la Conferencia Episcopal de Cuba. La instancia representativa de la iglesia católica, criticó la llamada “ideología de género” que -según los clérigos- sustenta muchos preceptos contenidos en la nueva legislación, como el matrimonio gay, la posibilidad de que los menores de edad puedan iniciar un proceso clínico para cambiar de sexo o la gestación asistida. Al respecto, los obispos consideraron que no es ético que se reconozca como adecuada la llamada “gestación solidaria”.

El positivo resultado en el referéndum popular del Código de las Familias fue calificado por Díaz-Canel como “una victoria más de la Revolución”. Agregó que hoy aumentan los derechos en Cuba y que el voto aprobatorio para el nuevo código familiar significó “un sí por Cuba y un sí por la Revolución” pues, afirmó, más de seis millones de cubanos acudieron a las urnas, a pesar de un contexto de difícil situación económica y social, energética, con movimientos migratorios y no obstante las legítimas discrepancias en algunos de los temas que el vasto código abordaba.

Argentina, Uruguay, Colombia, Brasil, Ecuador, Costa Rica y Chile, así como a 27 estados federados de México, han legalizado el matrimonio igualitario en América Latina. A ellos se suma ahora Cuba.

Fuente: https://radio.uchile.cl/2022/09/26/cuba-dio-el-si-al-matrimonio-igualitario-y-la-gestacion-subrogada/

 

En el siguiente link puedes acceder al Nuevo Código de Familia Aprobado

https://www.gacetaoficial.gob.cu/sites/default/files/goc-2022-o87.pdf

Déjanos un comentario/respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.