Chile, algo es algo: Kaiser deberá retractarse públicamente por sus dichos respecto de fusilados en Pisagua.

En inédito fallo, Corte Suprema califica como «discurso de odio» dichos de Johannes Kaiser sobre ejecutados en Pisagua.

por Mesa de noticias de El Mostrador.

El máximo tribunal del país, en una sentencia redactada por la ministra Angela Vivanco y en la que por primera vez califica palabras vinculadas con la defensa de las actuaciones de la dictadura como «discurso de odio», solicitó al parlamentario republicano —junto con la eliminación del registro de sus dichos en internet— se disculpe en los mismos términos, a través de un video por sus redes sociales; y, finalmente, que pague un inserto en un diario de circulación nacional que trate un extracto de los hechos acreditados por la justicia que afectan a Michel Nash y el carácter de crimen de lesa humanidad de estos hechos punibles, todo ello con costas. De acuerdo a la Suprema, decir que «estaban bien fusilados esa gente en Pisagua«, no se trata, como afirma el recurrido, de una simple opinión política.

Por cuatro votos a favor y uno en contra del ministro Jean Pierre Matus, la Corte Suprema calificó como un «discurso de odio» los dichos del diputado del Partido Republicano, Johannes Kaiser, quien, ejerciendo su labor como youtuber, se refirió a las ejecuciones cometidas en 1973 en Pisagua. El parlamentario realizó, de acuerdo al máximo tribunal, «una defensa de criminales de lesa humanidad, declaraciones inaceptables, ofensivas y que causan daño a los familiares de las víctimas». Así, fue ratificado el fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, que anteriormente le ordenó al congresista eliminar el controvertido registro compartido en internet.

«Estaban bien fusilados esa gente en Pisagua. Bien fusilados», dijo el diputado Kaiser, durante una conversación con el abogado Maximiliano Murat, en el video subido a sus redes sociales en noviembre de 2021. Al respecto, el tribunal de alzada capitalino estableció que sus expresiones vertidas en YouTube, lesionan la honra de familiares y víctimas de crímenes de lesa humanidad cometidos por agentes del Estado en dictadura al interior de un campo de prisioneros, en la Región de Tarapacá.

Ante esto, fue el mismo Johannes Kaiser quien recurrió a la Corte Suprema, alegando que el recurso era extemporáneo y asegurando que el registro dejó de estar en circulación en la plataforma digital, al tiempo que afirmó que no hubo vulneraciones a derechos fundamentales, puesto que en el video no se mencionaba ningún nombre.

Cabe mencionar que la acción constitucional en contra del diputado Kaiser fue interpuesta por Leila Irina Nash Sáez, hermana de Michel Nash Sáez; secuestrado, torturado y asesinado, encontrándose hasta la fecha en calidad de detenido desaparecido, y habiéndose tenido por acreditada su ejecución y de otras personas, quienes, posteriormente, fueron lanzados a una fosa común; hechos calificados en su oportunidad por los tribunales como Homicidio Calificado y Secuestro Calificado, los cuales constituyen crímenes de lesa humanidad, todo ello en el proceso liderado por el ministro Mario Carroza.

Pero, pese a la defensa del parlamentario republicano, la Tercera Sala de la Corte Suprema —integrada por los ministros Sergio Muñoz, Ángela Vivanco, Adelita Ravanales y Jean Pierre Matus— resolvió el pasado 15 de diciembre que sus dichos «configuran una vulneración a la honra de la recurrente y su hermano ejecutado, pues la libertad de expresión debe ejercerse dentro de márgenes de respeto de los derechos fundamentales de otras personas». Lo anterior, «especialmente cuando aquellas no tienen la oportunidad de rebatir las afirmaciones que se realizan, dada la naturaleza de la plataforma que las contienen, que impide un debate o que las mismas sean debida y oportunamente refutadas».

El máximo tribunal del país advirtió que los dichos de Kaiser «se convierten simplemente en mecanismos para alentar posturas de odio, que socavan una adecuada convivencia democrática, buscando y permitiendo la libre reproducción de las mismas, con una pretendida ausencia de responsabilidad en aquel actuar, lo que resulta inadmisible». Y agregó: «No se trata, como afirma el recurrido, de una simple opinión política, jurídica o social o que sus dichos sean la consecuencia de ‘debates activos, firmes y desafiantes’, como afirmó».

«Con sus declaraciones, no sólo pone en entredicho hechos que han sido asentados judicialmente, sino además evidencia un trato peyorativo y agresivo con las víctimas de las respectivas causas, el cual puede encuadrarse en lo que se ha venido a llamar discurso de odio, ‘entendido como toda forma de expresión que propague, incite, promueva o justifique odio basado en la intolerancia’ (Webber, Anne. (2009). Publicaciones del Consejo de Europa, pp. 2)», añade el fallo de la Suprema.

«Tal forma de expresión, si bien puede utilizar los mismos canales y medios que las opiniones y comentarios que la Constitución ampara bajo la garantía de la libertad de expresión, no pueden en verdad ser confundidos con tales, pues importan un exceso o abuso de esta última, capaz de generar consecuencias negativas respecto de los aludidos y de la sociedad toda», argumenta la sentencia.

Por todo lo anterior, la Corte Suprema refutó la apelación y falló en contra del diputado Kaiser, con el voto en contra del ministro Jean Pierre Matus. Se solicitó al parlamentario que se disculpe en los mismos términos, esto es, a través de un video por sus redes sociales; y, finalmente, que pague un inserto en un diario de circulación nacional que trate un extracto de los hechos acreditados por la justicia que afectan a Michel Nash y el carácter de crimen de lesa humanidad de estos hechos punibles, todo ello con costas.

La respuesta de Kaiser y emplazamiento de Hertz

El diputado Kaiser respondió al fallo en Twitter, donde expresó que la «Corte Suprema, en fallo dividido, ha decidido censurar mi interpretación histórica respecto de hechos sucedidos el año 1973». El republicano agradeció el voto en contra de Matus y aseguró que «sorprende que el resto de los ministros se refieran a legislación extranjera, no vigente en Chile, para sustentar su fallo».

En noviembre del 2021, cuando recién era un diputado electo y no en ejercicio, Kaiser renunció a la bancada del Partido Republicano, luego de que salieran a la luz una serie de controversias como lo de Pisagua, dichos transfóbicos, cuestionamiento del sufragio femenino y dichos calificados como misóginos y xenófobos. Ahora, a un año de aquello, José Antonio Kast —fundador de la colectividad— confirmó el regreso del parlamentario a la bancada de su colectividad.

La diputada del Partido Comunista (PC) Carmen Hertz, reaccionó ante el inédito fallo y valoró que la Corte Suprema haya calificado como un «discurso de odio» los dichos del diputado Kaiser respecto a las personas asesinadas en Pisagua. «El problema es que no teníamos una legislación que sancione la incitación al odio o el negacionismo, ya que la derecha lo ha impedido en todas las ocasiones», sostuvo la parlamentaria, indicando que en el periodo legislativo anterior recurrieron al Tribunal Constitucional (TC), el que, en noviembre del 2020, dictó sentencia y declaró inconstitucional el artículo único del proyecto de ley que tipifica el delito de incitación a la violencia. La Magistratura Constitucional manifestó que el discurso de odio e incitación a la violencia nada tienen que ver con el negacionismo.

«El negacionismo y el discurso de odio de este individuo y en particular los de su partido, atentan contra el ADN moral de la sociedad chilena, es algo intolerable, agraviante y peligrosos para la democracia», sentenció la diputada Hertz.

Inserto en El Mercurio

Esta no es la primera vez que Johannes Kaiser aborda el Caso Pisagua. En 2019, previo al aniversario del golpe de Estado de 1973, Kaiser reivindicó el accionar de las Fuerzas Armadas en un inserto pagado en el diario El Mercurio titulado «El 11/9/1973 Chile se salvó de ser como hoy es Venezuela»,​ generando polémica y controversia por parte de familiares de detenidos desaparecidos y torturados durante la dictadura.

A esto se suman los videos viralizados, donde se recoge la opinión de Kaiser sobre los fusilados en Pisagua durante el Gobierno Militar, indicando «Que lo escuchen bien en la Suprema. Estaban bien fusilados esa gente en Pisagua. Bien fusilados (..) Esto no es cualquier cosa, porque les voy a decir una cosa: de toda esa gente que fue fusilada en Pisagua, que las mandó a fusilar tras el Consejo de Guerra el general Forestier, la inmensa mayoría o estaba metida en grupos subversivos o era parte de los carteles de droga que tenían los laboratorios en el norte. O sea, o eran narcos, o eran izquierdistas o eran una mezcla entre las dos cosas«.

Ante sus dichos, la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y Detenidos Desaparecidos de Iquique y Pisagua emitió un comunicado de prensa cuestionando sus dichos, además de anunciar el derecho a reservarse el emprender acciones legales en contra de Kaiser.

Lea el fallo de la corte suprema, a continuación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.