Añoranza por Yugoslavia.

Koldo Tellitu : Una mirada personal a la experiencia socialista autogestionaria de Yugoslavia.

Por Sare Antifaxista.
 
 Sare Antifaxista entrevista a Koldo Tellitu Mejia:

– ¿Nos haces una pequeña sinopsis sobre tu trabajo?

Es un libro que tiene dos grandes partes, en la primera hago un repaso a distintos aspectos de la experiencia autogestionaria socialista de Yugoslavia. Partiendo de mi experiencia vital, de como los viví, profundizo en sus elementos fundamentales desde una perspectiva socio-política en algunos casos y cultural o deportiva en otros. 

Comienzo esta parte del libro con el España-Yugoslavia de futbol disputado en Frankfurt en 1974, para proseguir con un repaso de la Yugoslavia de postguerra con el cisma entre Tito y Stalin como elemento catártico que da pie a la apuesta por la autogestión socialista. Analizo también como se recogio el derecho de autodeterminación en la Constitución yugoslava y su influencia en el posterior desmembramiento, el movimiento de los países no alineados que lidero Yugoslavia en los 60 y parte de los 70, el sistema educativo, el cooperativismo , y como no; el final de la experiencia con la guerra de Yugoslavia. En este capítulo me detengo en las claves políticas y el desarrollo del conflicto; pero también hago un hueco para las escenas que del mismo se me han quedado grabadas para siempre. Pero no olvido el futbol, aquellos España-Yugoslavia de la década de los 70, tampoco el Baloncesto, hago un extenso análisis de las causas que les llevaron a dominar el panorama europeo en este deporte y por ultimo, la música, un movimiento muy desconocido en el occidente capitalista, pero con una gran repercusión en toda la Europa comunista, la new Wave yugoslava de los 80 . En algunos de estos ámbitos he profundizado en los puntos en común que tuvo la experiencia yugoslava con lo sucedido en nuestro país, muy especialmente en lo referido a la experiencia Cooperativa, el ámbito educativo y como no, el derecho de autodeterminación.

La segunda parte, es casi una guía de viaje para yugonostálgicos. En ella recojo mis viajes a Yugoslavia y hago un repaso a sus principales lugares, con especial atención en aquellos vinculados a la experiencia socialista y a los partisanos. Eso si, no me limito a describir lugares, edificios, museos, monumentos, polideportivos, añade siempre una lectura socio-política. Por el libro pasan lugares mágicos para cualquier visitante de Yugoslavia, como el lago Bled en Eslovenia, el parque Kalemegdan en Belgrado, la bahía de Kotor o el puente de piedra de Skopje o el puente antiguo de Mostar, pero el libro sobre todo hace un hueco especial a esos lugares que te trasladan en el tiempo a la Yugoslavia socialista, esos lugares imprescindibles para los yugonostálgicos y así pasan por el libro el Mausoleo Tito en Belgrado, el monumento a la liberación de Maribor, el Museo de la batalla del Neretva, el cementerio memorial partisano de Mostar, el parque de Vraca en Sarajevo, el monumento partisano en el parque Gorica de Titogrado y Novi Beograd, el mejor ejemplo de una utopía urbanística socialista…y también recojo toda una serie de locales de hostelería (tabernas, restaurantes, clubs sociales o cafés) para Yugonostálgicos

– ¿Que queda de esa Yugoslavia?

Bastante gente en Yugoslavia añora aquel aquel país único en su especie, capaz de desafiar la hegemonía soviética, de desarrollar su propia vía al socialismo mediante la autogestión, de liderar el Movimiento de los Países no Alineados, de ser una referencia cultural y deportiva en todo el mundo. La introducción del capitalismo, salvo en Eslovenia, no ha sido sencilla en ninguno de los nuevos Estados surgidos de la desmembración de Yugoslavia, lo que ha provocado que parte de la población siga mirando hacia el pasado, lamentándose de aquello que han perdido y recordando aquellos viejos tiempos en donde las cosas eran más fáciles y felices, recordando todas las certezas que para la mayoría de la población aseguraba el estado socialista. 

Esto es algo que hemos podido sentir en todos nuestros viajes a esta maravillosa parte de Europa, muy especialmente en Jablanica. Es evidente que una vuelta a la experiencia autogestionaria socialista tiene todavía mucho camino por recorrer en el plano político, no puede limitarse a la crítica de los actuales poderes en contraposición a la imagen idealizada de la antigua Yugoslavia, necesita reinterpretar el discurso comunista a la realidad de este siglo. Pero en los terrenos de la cultura y de la añoranza tiene mucho terreno ganado, en todos los estados, salvo quizás en Croacia, existe un alto interés por la música, la literatura, la arquitectura, la cultura, la gastronomía o festividades que eran netamente de la época del socialismo en Yugoslavia. Y es un fenómeno que esta llegando con fuerza a la población joven, que nunca conoció Yugoslavia de primera mano. 

– ¿La figura de Josip Broz ‘Tito’ cayo en el olvido, hoy seria un líder mundial a tener en cuenta?

Durante la década de los 60 e inicios de los 70, fue uno de los lideres mas carismáticos del movimiento de los países no alineados, una organización sin relevancia hoy en día, pero con peso geopolítico en el tiempo que tuvo a Tito como líder. Un movimiento en cuyos textos fundacionales se remarcaba que las masas oprimidas debían reivindicar y reclamar la autodeterminación de los pueblos, solo en el marco general de la lucha contra el imperialismo.

Tito, tras la ruptura de Yugoslavia con la Unión Soviética, busco con su apoyo a varias luchas anticoloniales un medio para tener presencia en la escena internacional. El siguiente paso en su estrategia internacionalista fue liderar este movimiento y seguir desenvolviéndose en las turbulencias de la política internacional, dividida por los principios de la guerra fría. Supo alternar su cooperación entre ambas hegemonías sin ceder completamente a ninguna, pero eso sí, siendo fiel a sus principios socialistas y de autonomía. Tito, tras su corta y traumática experiencia dentro del bloque soviético, llegó a la conclusión de que la división del mundo en bloques, obstruía la expansión del proceso de desarrollo socialista en el mundo. Estaban firmemente convencidos respecto a una idea, solo los países no integrados en algunos de los bloques podían ejercer completamente su soberanía y derecho de escoger libremente su camino propio, incluyendo su propio camino al socialismo. En definitiva, el no alineamiento para ellos era la vía correcta para la expansión del socialismo en el mundo.

Este liderazgo de Josip Broz Tito en el movimiento de los países no alineados y su reconocimiento como líder político internacional fueron claves en la elección por parte del COI de Sarajevo como sede que albergaría los juegos Olímpicos de invierno de 1978. También fue determinante en la respuesta que dieron las Naciones Unidas al llamamiento internacional de Solidaridad que realizo Tito tras el devastador terremoto de sufrió Skopje en 1963. Las Naciones Unidas vieron la oportunidad de realizar una demostración de unidad internacional, a través del esfuerzo de reconstrucción de Skopje.

Alguien que fue capaz de mantener y potenciar su liderazgo internacional en las revueltas aguas de la política internacional, en una epoca tan compleja como la de la guerra fría de las décadas de los 60 y 70, tengo claro que tendría capacidad suficiente para alternar su cooperación entre las dos grandes superpotencias mundiales también hoy en día, es mas, creo que la política mundial necesita ahora de lideres como Tito, capaces de ser flexibles como el junco, pero al igual que este sin quebrarse nunca ante las presiones.

En 1936, cuando se encontraba en París, colaboró con la oficina de reclutamiento para las Brigadas Internacionales que apoyaron a la II República Española

1940 Ya criticaba el fascismo en Italia y el nazismo en Alemania

4 julio 1941, Tito realizó una llamada pública para la resistencia armada en contra de la ocupación nazi-fascista

– Con el conflicto de Rusia con Ucrania, volvió a la actualidad el conflicto de los Balcanes ¿para ti, hay paralelismos en el contexto internacional (USA / OTAN / UE)?

Algún paralelismo existe y luego me detendré en el, pero la guerra en Yugoslavia, o quizás sea mejor llamarla contra Yugoslavia, fue una guerra donde todas las grandes potencias occidentales y sus organismos financieros trataban de liquidar los restos del régimen autogestionario yugoslavo, que si bien había adelgazado tras la muerte de Tito, todavía era demasiado de “izquierdas” para el occidente capitalista: un país con unos servicios públicos fuertes, con una gran realidad social para los trabajadores, independiente, con una ligación histórica al socialismo autogestionario, una relativa resistencia a las multinacionales, un país en definitiva, que no había aceptado el modelo occidental… y además, había liderado el movimiento de los Países no Alineados, y era un aliado potencial de Rusia en su búsqueda de una salida al Mar Mediterráneo. 

En el conflicto bélico acontecido en el espacio yugoslavo intervinieron los ejércitos más poderosos del mundo y lo hicieron, sin una resolución de la ONU que la aprobase. No les importó que la organización mundial, hasta entonces garante de hacer cumplir los derechos humanos, no la autorizase. Habían decidido intervenir en nombre de esos derechos y nadie les iba a apartar de esa misión. Pero no solo “rompieron” con la Carta Fundacional de la ONU, también lo hicieron con la de la OTAN; una “alianza defensiva” desde su nacimiento. Quizás pensaron que a falta del antagonista soviético, era una buena oportunidad para redefinir los objetivos de la OTAN y un buen momento para utilizarla para de forma “ofensiva”

Nada detuvo a las grandes potencias en el conflicto yugoslavo, estaban inaugurando un nuevo sistema de disciplinamiento global, seguían utilizando las armas, pero introducían novedades sustanciales al objeto de doblegar a su enemigo. Destacaban entre estas novedades el estrangulamiento económico y financiero del enemigo mediante el bloqueo económico, la propaganda asfixiante de los medios de comunicación, y, por si esto fuera poco, la sumisión de los organismos e instituciones que conformaban la Comunidad internacional, capaces de legitimar acciones contrarias incluso a la voluntad de la ONU. Por primera vez se nos hacía muy real, eso que había venido en llamarse el Nuevo Orden Mundial. Hasta la caída del bloque soviético, el “comunismo” fue el freno a las ambiciones hegemónicas ilimitadas de Estados Unidos y sus aliados, sin ese freno, Estados Unidos pasaba a ser “la única gran potencia” y se convertía en el abanderado del capitalismo y en el promotor políticas de dominación global. Eso sí, apoyando sus políticas en un amplio número de organizaciones internacionales (Consejo de Seguridad, la ONU, la OTAN, el FMI…) y con aliados en todo el mundo, aunque fuera solo para situar en ellos sus bases militares. 

El conflicto de Ucrania ha acontecido justo cuando ese orden mundial instaurado en la década de los 90, que tan palpable se hizo en la guerra de Yugoslavia, ha empezado a tambalearse, y Rusia y otras potencias mundiales como China han reclamado un papel preponderante en el tablero internacional. En Ucrania las grandes potencias occidentales y sus organismos financieros han encontrado un rival que en el ámbito militar esta preparado para hacerles frente y no solo eso, un rival que se les ha adelantado en la ofensiva bélica y al que el estrangulamiento económico y financiero mediante el bloqueo económico no le afecta demasiado. En Yugoslavia sucedió lo contrario.

Donde veo paralelismos? Estados Unidos y sus aliados están necesitando y necesitaron en la guerra contra Yugoslavia, en primer término, de importantes operaciones mediáticas, valiéndose para ello de sus grandes conglomerados en este ámbito. La manipulación informativa y la propaganda, han sido y son herramientas imprescindibles para que las fuerzas de la OTAN logren desde el inicio el apoyo social necesario para llevar a cabo sus operaciones militares y lo mantuvieran, toda vez que la guerra se fue alargando en el tiempo y se esta alargando en Ucrania. Los medios de comunicación contribuyeron y están contribuyendo a crear nuevos odios. Se ha consolidados en ambos casos una visión maniquea de los intrincados acontecimientos, en ella los serbios y los rusos aparecían como los únicos verdugos y el resto víctimas. La política bélica de los aliados occidentales necesita que su público reciba una única opinión mediática y que fuera fácil de entender, para ello nada mejor que un mito sencillo, el del agresor y la víctima, sin matices.

– ¿Se quiere borrar la memoria histórica antifascista de lucha contra el nazismo, y las décadas de progreso político/económico/social de Yugoslavia?

Para borrar algo de la memoria, primero tiene que haber existido en ella y yo diría que la lucha partisana contra el nazismo no ha llegado a estar en la memoria histórica de occidente nunca, a mi todavía me sorprende el desconocimiento existente en torno al campo de concentración de Jasenovac, uno de los mas brutales de la historia, solo por detrás de Auschwitz. En el imaginario colectivo occidental han entrado algunas de las hazañas mas importantes del ejercito rojo, el cine y la propia literatura han sido claves para ello y el asedio de Stalingrado, la batalla de Moscú o la toma de Berlín son hitos muy conocidos en nuestro ámbito. En sentido contrario, la batalla del Neretva o la de Sutjeska, pese al esfuerzo propagandístico del estado socialista yugoslavo, la película referida a la primera de ellas, conto con Yul Brynner, Franco Nero, Curd Jürgens, Sergei Bondarchuk y Orson Welles y el cartel lo diseño Picasso, son completamente desconocida en occidente. Que decir respecto a la movilización popular partisana acaecida en toda Yugoslavia, quizás aquí este la clave, no era un ejercito al uso como el soviético, era una ejercito surgido del compromiso antifascista del pueblo yugoslavo que liberó Yugoslavia sin la ayuda de ninguno de los aliados. La sangre derramada por los yugoslavos fue una de las variables que hizo posible la derrota de Hitler.

Lo mismo se puede decir del progreso político/económico/social de Yugoslavia, el despegue económico de Yugoslavia tras la segunda guerra mundial fue espectacular, tal y como aquellos viejos partisanos soñaron. A tal punto que las nuevas generaciones no conocieron las penurias de la guerra y tampoco las de una postguerra muy dura y se convirtió en la otra cara de la moneda del éxito económico de la Yugoslavia de las décadas de los 60 y 70. Las nuevas generaciones habían crecido en otro contexto socio-económico y tenían otra forma de entender, no sola la cooperativa, sino también la vida y la militancia, se remarcó en exceso el éxito económico, los nuevos niveles de bienestar e incluso la posibilidad de adquirir todo tipo de bienes de consumo. Ese progreso fue acompañado de una distribución de las ganancias totales de las Cooperativas entre los trabajadores de manera equitativa. Esto lo cuentas, incluso en reuniones de militantes comprometidos de izquierda en el occidente capitalista y la mayoría se te quedan mirando con cara de sorpresa. Reitero, en el caso de Yugoslavia, Occidente no necesita borrar prácticamente nada, nunca le reconoció, salvo en el ámbito del deporte en general y baloncesto en particular, nada en Occidente.

– En las ultimas semanas as publicado pequeños artículos para Sare Antifaxista con perfil antifascista y de memoria histórica con buena acogida ¿seguirás haciéndolo en 2023?

Siempre he tenido un fuerte compromiso con la memoria histórica antifascista, pero no ha sido sino hasta hace poco que me he animado a redactar pequeños artículos, videos en Youtube y mensajes en las redes sociales y tengo intención de seguir haciéndolos, sin duda. El libro ha sido la culminación de ese proceso. Cualquier organización que trabaja en este ámbito puede contar conmigo para esa labor divulgativa. Sin duda el caso yugoslavo es el que mejor conozco, pero el de otros ámbitos y países, incluido el nuestro no me es ajeno.

40ko hamarkadako Kroazia ustacha oraindik presente https://sareantifaxista.blogspot.com/2022/12/40ko-hamarkadako-kroazia-ustacha.html 
Oroimen Historikoa: Itzul dadila Jugoslavia https://sareantifaxista.blogspot.com/2022/12/oroimen-historikoa-itzul-dadila.html

Fuente: https://sareantifaxista.blogspot.com/2022/12/entrevista-con-koldo-tellitu-mejia-una.html

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.