Chile en crisis: El salto reaccionario de Gabriel Salazar.

Gabriel Salazar: «La alternativa es que el Ejército intervenga».

por Jaime Bernales/El Porteño.

En el periódico digital «El Regionalista» del Viernes 23 de Diciembre del presente año, leí la entrevista que se le hizo al historiador Gabriel Salazar. De toda la entrevista lo que más me llamó la atención es que Salazar ante la actual situación de descomposición de los partidos políticos y respecto al Acuerdo Constitucional para avanzar en una nueva Constitución, él ve como la única alternativa que «intervenga el Ejército a favor del pueblo como lo hizo el año 1924». También dice: …»los militares en esa oportunidad no masacraron al pueblo»…

En esta entrevista Salazar también dijo que: «Los historiadores están en otra, los sociólogos desconcertados»,… Sobre esto último me quedé pensando, recordando, haciendo memoria y llegué a la conclusión que Salazar está totalmente equivocado, porque Sí hay historiadores y sociólogos que No están en otra Ni están desconcertados. Debe leer las entrevistas, ver los videos, leer los artículos publicados, y así saldrá del profundo error en el cual está sumido. Vaya y estudie al historiador Sergio Grez Toso y al sociólogo Felipe Portales, entre otros, para que se ponga al día en las materias en cuestión.

Y en cuanto a la «intervención del Ejército a favor del pueblo», Salazar parece que olvidó, así como así, más de un siglo de masacres, dictaduras, leyes malditas, torturas, represiones, Doctrina de Seguridad Nacional, Escuela de las Américas, operaciones Unitas, Operación Cóndor, desaparecimiento de personas, niños fusilados y un largo historial de crímenes cometidos por el Ejército. El historiador Salazar olvida todo lo estudiado y publicado por él mismo. Lo olvida muy fácilmente.

Además, es necesario recordarle al profesor Salazar que el Ejército que en 1924 había «intervenido en favor del pueblo» y que en aquella ocasión » no masacro al pueblo», SÍ lo hizo al año siguiente: 1925. Este mismo Ejército el día 5 de Junio de 1925, llevó a cabo una feroz masacre efectuada en diversas oficinas de la pampa salitrera, particularmente en La Coruña. Aquí no quedó hombre ni mujer ni niño con vida. No se tomaron prisioneros, TODOS fueron asesinados. Se habla de más de 3.000 muertos.

Es realmente delirante lo planteado por el profesor Salazar. De un tiempo a esta parte viene asumiendo actitudes ambiguas, faltas de análisis y juicio crítico, faltas de análisis político clasista. Realmente creo que está en un proceso de decadencia intelectual, de amnesia política. Sí, de amnesia política.

La Historia está allí, presente, para impedir el olvido.

30 de diciembre, 2022.

Fuente: https://elporteno.cl/gabriel-salazar-la-alternativa-es-que-el-ejercito-intervenga/


“La alternativa es que el Ejército intervenga”.

Por Edison Ortiz/El Regionalista.

El Premio Nacional de Historia, Gabriel Salazar, estima que el acuerdo constitucional usurpa la soberanía popular y es una muestra del deterioro y corrupción de la clase política chilena. Frente a ello, su opción personal es el rechazo en la propuesta constitucional que viene. Pero a nivel país, frente al mencionado deterioro, estima que una opción es una intervención militar en favor del pueblo. Como en 1924.

El Premio Nacional de Historia, Gabriel Salazar, también es un colaborador permanente de este medio. La última vez que estuvo con nosotros anunció, pero con reparos, su voto apruebo para la nueva constitución. A más de tres meses de la derrota de esa opción, El Regionalista volvió a hablar con Gabriel Salazar para auscultar su punto de vista ante el reciente acuerdo firmado por el oficialismo y la oposición de derecha. Este fue el tenor de la conversación.

¿Qué pasó en el ciclo que va del 80% del apruebo en el plebiscito de entrada para la nueva constitución al 61% del rechazo del 4 de septiembre?

Bueno pasaron varias cosas: está el hecho que esta se vez se dictaminara el voto obligatorio que hizo que el 4 de septiembre votaran alrededor de 5 millones de votantes “extras” del sistema, que antes no lo hacían. Al estudiar su composición se pudo calcular que un millón y medio es gente joven caracterizada como nini, que no estudian ni trabajan, que tienen una actitud antisistema. No solo rechazan lo que viene del gobierno y del sistema, incluso de la izquierda parlamentaria. Es un rechazo total al sistema, incluyendo a la izquierda. En tanto, los otros 3 millones son gente más bien adulta entre 29 y 50 años que corresponde en buena medida a gente de clase media en descenso. Los datos que manejamos es que desde 2019, 3 millones de personas bajaron de nivel de clase media a sectores populares, gente de clase media con títulos universitarios, que ha caído en el antisistema por su condición. Entonces estos 5 millones de votos, antisistema, implican que el rechazo no fue un voto por la derecha, ni para la oligarquía y es un dato que hay que retener para el futuro, a sabiendas de que no hay muchos estudios sobre estos grupos. (Es una reacción que se) está generando en esos sectores, que han perdido empleo, salud mental, las cifras de la crisis de salud mental han sido ascendentes y brutales, pero todavía no hay estudios confiables sobre ellos.

Por eso, yo interpreto el rechazo como un voto no en beneficio de la derecha ni clase política, un voto de izquierda antisistema, que tiene que ver con el problema de que en Chile ya no se lee, aproximadamente hoy solo un tercio de la población adulta toma un libro durante el año para leer. El otro dato es que de esos que toman el libro solo 3,5% entienden lo que lee.

Entonces, la política en tanto contiene una dosis de lectura, conceptos lenguajes, análisis, ese tipo de política, así construida, a la gente no le interesa ni la lee, y eso explica que la propuesta de constitución tuvo un mínimo de lectura.

Yo. maestro, leí dos veces el borrador, y dos veces la propuesta y me di cuenta de cosas. No era un texto que podía leer la izquierda tradicional. Este no era un texto redactado en esa lógica. Ese dato es muy importante.

Esas fueron las cosas que pasaron y por todo eso se votó rechazo, influyeron completamente los cinco millones que fueron obligados a votar. Si no, habríamos ganado el apruebo con la votación de Boric. El rebote de este rechazo entregó el proceso a la clase política y por otro lado la ciudadanía crítica, es una ciudadanía ahora desconcertada, no hay claridad respecto de lo que puede hacer en temas tradicionales. Tú ves como los partidos se han hecho pedazos: de 22 constituidos, solo 12 participaron del acuerdo, y están corruptos no solo por las inscripciones espurias de militantes sino porque no tienen ya sus viejos cuadros doctrinarios. La descomposición del PS ya no puede ser peor, lo mismo que el PC. En paralelo, hay casi una docena de movimientos que quieren constituirse en partidos.

Pese a su desprestigio, sobre el 95%, catastrófico, terminal, a estos partidos les cae este regalito y desean ser ahora ellos soberanos, gente podrida y ahora dirigen este proceso queriendo transformarlo en un proceso heroico, pero están podridos.

Conversando con estudiantes del liceo Eduardo Charme.

Usurpación de la soberanía popular

¿Cómo enjuicia la actitud de la clase política con la firma de este acuerdo? 

Están usurpando la soberanía popular, están diciendo cómo tiene que ser esta convención, llegando al extremo que para la elección de consejeros, los candidatos tienen que estar inscritos en partidos políticos, es decir los partidos van a inscribir sus cuadros. Por otro lado, los partidos van a elegir el comité de expertos y, además, van a incidir en la elección de los consejeros que van a influir en la redacción final del texto. Está clarísimo que van a manejar de punta a cabo el proceso, pues a la ciudanía, como los cerdos que van a un matadero, ni se la menciona, solo para ir a votar y dar legitimidad a su engaño. ¿Dónde se ha publicado el acuerdo? Solo hemos tenido tips sobre el proceso. Aquí la ciudadanía si participa solo lo hará si va en lista de partidos. Esto es una asamblea absolutamente ilegítima, con mecanismos de usurpación de la soberanía a todo nivel. Es un chiste, una burla. Estoy por escribir un documento que parte precisamente con este acuerdo, por eso me interesa leer el texto original que no lo veo por ninguna parte.

 ¿Cuál sería su mensaje a una ciudadanía que mira con cierta incredulidad el proceso? 

Este es un punto importante ya que la ciudadanía está desconcertada. A todos les digo: hay desesperanza, ni siquiera indignación, por otro lado, yo he observado que los grupos que han estado más a la vanguardia desde el 18/O se han mantenido con la intuición y el impulso a retomar el proceso con más fuerza que antes. Eso yo lo he notado. He estado en cabildos, asambleas, grupos, se están reactivando con nuevos ímpetus. Lo que si está claro es que todos estos grupos se han agarrado de un principio básico para su acción: “la soberanía popular”. Podrán estar tristes, pero se han agarrado de la soberanía popular para continuar la lucha. Yo lo he percibido en varias partes donde he estado.

Esto implica que hay que hacer un enorme esfuerzo por dotar a la ciudadanía de recursos y medios para retomar la soberanía. Eso hicimos en San Bernardo. Fue un éxito total. Al mismo tiempo, ahí mismo hicimos el esfuerzo por reconstruir o recuperar la historia local de su comuna. La gente tiene que autoconvocarse, no puede esperar nada de la universidad, ni de los partidos, porque estos no tienen nada que ofrecer. Es en la escuela donde se puede producir eso. En el norte, haremos lo mismo en la región de Antofagasta. Lo mismo pude observar en la villa O’Higgins, en un carnaval, y me percaté de la autonomía de la gente, la expresión de los cabros jóvenes en poesía y canto. Eso se activó mucho por la muerte de Gustavo Ruz.

El historiador en playa Brava, Carelmapu.

¿Esto es parte de la coyuntura anterior, o es un nuevo ciclo político?

Yo creo que estamos viviendo un período que va a ser una coyuntura relativamente larga, dominada por arriba por los políticos, de una manera tal que solo cabe rechazarlo de plano, una burla que ignora absolutamente la ciudadanía y la soberanía ciudadana, que hay que organizarse para rechazar. Pero, por otra parte, es cómo educamos a la ciudanía en lo local, y muy especialmente los docentes de historia están comprometidos en todas partes con ese proceso.

Eso que ha visto, explica, hay que replicarlo en el Colegio de Profesores, referencia que aprovecha para criticar a quien actualmente dirige la organización de profesores porque “lo único que sabe es pelearse con el Mineduc, distrayendo a los profesores del tema real, hacer una reforma educativa profunda”.

¿El camino, entonces, es rechazar?

Sí, el camino es el Rechazo no solo del plebiscito, sino articulado con medios alternativos. Hay que hacer asambleas, salir a manifestarse, emplear todos los medios de comunicación alternativos a los oficiales para hacer llegar nuestra voz, usar las redes, elaborar libros y acudir a los espacios a los que se nos invite para denunciar este robo a la soberanía popular.

Sobre el actual gobierno, Salazar es especialmente crítico. No hay nada que se pueda decir que este gobierno es de izquierda; al verlos parece que fuera la continuación de la Concertación y la “política de los acuerdos”. Como corolario de esa corrida a “la derecha” de Boric, el PC está teniendo el dilema de perder toda credibilidad, lo mismo que el PS, que ya está sumergido en una descomposición total. Es la descomposición total de la representatividad de la clase política chilena, que tiene la costumbre de hundirse periódicamente en el lodo.

En su casa, autobiografiando libros.

Intervención militar, opción abierta

¿Es la primera crisis tan grave de la elite política chilena?

Esta situación históricamente ya se ha dado un par de veces en Chile, sin ir más lejos en los albores de 1919-1924, llegó a tal nivel la corrupción parlamentarista; recordemos que el movimiento popular dirigido por Recabarren, se organizó para llevar adelante una asamblea constituyente popular y, por otra parte, el ejército intervino, dio un golpe de estado, exilió al presidente Alessandri, disolvió el Congreso, mandó a todos los partidos políticos al receso y publicó un manifiesto al pueblo de Chile donde explicó que su intervención era absolutamente quirúrgica, para ‘extirpar’ la gangrena que se había inoculado en la clase política.

Esa alternativa que ocurrió en septiembre de 1924 está abierta. La ciudadanía no está en condiciones de ‘extirparla’ y los militares, en esa oportunidad, no masacraron al pueblo y están ahí deliberando. Una alternativa que le queda al pueblo es que el ejército haga hoy lo mismo que hizo en 1924, que intervenga para que el pueblo avance, es una alternativa que hay que pensar. Nosotros, la vieja izquierda, siempre pensamos en los militares en términos del 11, del golpe, pero los militares han intervenido dos veces en favor del pueblo, es una alternativa que hay que pensar porque la situación lo amerita. En especial, cuando la ciudadanía no tiene referentes que procesen la crisis. Los historiadores están en otra, los sociólogos desconcertados, hay que crear una “intelligentsia”, una intelectualidad orgánica que sea la que trabaja a nivel comunal. Muchos docentes de historia o lenguaje están haciendo eso. En las universidades nadie, y ahora que tampoco hay ONGs, la escuela debe cambiar su rol. Desentenderse del ministerio y centrar todo su quehacer en la comuna, en su historia, para organizarse a nivel local, para desde allí, no solo participar, sino decidir, empezando por rechazar, sobre el proceso constituyente.  Eso es lo que hay que hacer.

23 de diciembre, 2022. 

Fuente: https://elregionalista.cl/la-alternativa-es-que-el-ejercito-intervenga/

2 Comments

  1. Título tendencioso. Malintencionado. Sesgado. Confunde. Y no ayuda. Hay un serio problema político en la presentacion del texto.

  2. Pésima titulación.
    El contenido de la entrevista es importante. Coincido altamente con lo expuesto por Gabriel Salazar.
    Alguién duda de la descomposición del PS y el desconcierto del PC?
    No seamos ingenuos.
    Alguién duda para donde dirigen sus interese Ximena Rincón?
    Por favor, abramos los ojos y el razonamiento analítico.
    El tema de militares 1924 es una propuesta insignificante frente al tema desarrollado en el conjunto del artículo

¡Atrévete, deja una respuesta!

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.