Carlos Marighella: ejemplo de resistencia y amor a Brasil [+Video].

Carlos Marighella fue identificado y asesinado por agentes de la dictadura militar el 4 de noviembre de 1969.

A 49 años del asesinato del militante comunista y fundador de la ALN.

por Leonardo Fernandes /Brasil de Fato.

Era poco más de ocho de la noche del 4 de noviembre de 1969 cuando Carlos Marighella fue identificado y muerto por agentes de la dictadura militar, a un mes de cumplir 58 años. Nacido en Bahía, fue militante del Partido Comunista, diputado federal, poeta y guerrillero.

Marighella ya había pasado por la prisión y la tortura durante el gobierno de Getúlio Vargas. El año anterior, en 1968, con la instauración del acto institucional nº 5 (AI-5), podría haber escogido el camino de muchos de sus compañeros, el exilio, pero decidió resistir. Es lo que cuenta el autor de la biografía más conocida de Marighella, “El guerrillero que incendió el mundo”, de Mário Magalhães.

“La decisión del Marighella de resistir a la dictadura, cuando él podría haber ido al exilio, como mucha gente buena hizo legítimamente, fue decisiva para ese sentimiento alrededor del Marighella y de la memoria de él, que hace que sea amado y odiado como no fue ni en el tiempo de la dictadura. Y es evidente que así como el Marighella es para quien lo rechaza, combinando ideas y acción de los valores que esas personas rechazan, para quien le gusta el Marighella, él es hoy una inspiración permanente “.

Magalhaes explica que, aunque uno de los libros más conocidos del escritor y político bahiano fue el Minimanual del Guerrillero Urbano, en aquella época, Marighella planeaba el inicio de la lucha armada en el campo, previendo que el movimiento sería sofocado si permanecía en las ciudades.

Otra investigadora que se dedica a estudiar la vida de Marighella es su sobrina Isa Ferraz, buscó conocer la historia de su tío para producir un documental que lleva el nombre del guerrillero.“Mi relación con él es de sobrina, pero también de alguien que se ha convertido en una de las más antiguas del mundo, quiso entender por qué una persona tan cariñosa, afectuosa, yo le admiraba como tío, era considerado como el enemigo número uno de la dictadura militar y perseguido hasta la muerte “.

Ferraz cuenta que durante el proceso de investigación se sorprendió al descubrir el amplio apoyo internacional recibido por el tío. “Aprendí un montón de cosas que ni siquiera me imaginaba. Por ejemplo, el apoyo de los artistas europeos a la lucha armada del Marighella, como Jean-Paul Sartre, [Roberto] Rosselini mandó dinero, el [Jean-Luc] Godard hizo una película … varios intelectuales importantísimos que tengo el mayor respeto apoyaron y mandaron dinero, recursos. Este interés internacional no sabía que era tan grande”.

Para la documentalista, la opción de Marighella por la lucha armada como forma de resistencia al régimen militar se explica por el contexto internacional al que estaba inserto. “Sólo da para entender el Marighella y sus opciones si miramos al contexto mundial y nacional. Es decir, el Marighella va a la lucha armada en el momento en que estaba ocurriendo el conflicto en Argelia, los movimientos negros en Estados Unidos, la guerra de Vietnam, la Revolución China, la Revolución Cubana, es decir, era un contexto. Todas las luchas identitarias comenzando a surgir, los movimientos estudiantiles, entonces era un contexto mundial “.

Con una trayectoria repleta de hechos tan relevantes para la historia de Brasil y del mundo, Magalhães lamenta que la lucha de Carlos Marighella haya quedado por tanto tiempo al margen de los libros.

“Cada uno tiene el derecho de encontrar lo que quiera del Marighella. Este es un precepto democrático y de libertad intelectual esencial. El problema fue que cierta historiografía brasileña intentó criminariamente eliminar el Marighella de la historia nacional. Y por mucho tiempo, ese proyecto fue exitoso, a pesar del bravísimo esfuerzo de las personas que nunca dejaron de recordar la trayectoria del Marighella.

Mário conmemora el hecho de que, 49 años después, el nombre del líder esté tan presente en el imaginario del pueblo brasileño. “Hubo grandes militantes y dirigentes comunistas en la historia de Brasil. Algo que destaca el Marighella es lo que está en las pintadas de las ciudades por el país afuera: Marighella vive. Marighella no parece un personaje que murió poco después de las ocho de la noche, en la Alameda Casa Blanca, el 4 de noviembre de 1969. Él vive hoy. El Marighella hoy vive y perturba. Él incomoda unos y estimula a otros.

Edición: Tayguara Ribeiro.

Traducción: Resumen Latinoamericano.

Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2018/11/05/marighella-ejemplo-de-resistencia-y-amor-a-brasil/

———————————————————–

Anexos CT:

1. Video: Histórica transmisión clandestina de Radio Libertadora en plena dictadura brasileña (en portugués):

 

2. Un texto clásico de Carlos Mariguella:

Mini Manual del Guerrillero Urbano – Carlos Marighella 1969

 

3. Antecedentes Biográficos:

Fue uno de los siete hijos del operario Augusto Marighella, inmigrante italiano, y Maria Rita do Nascimento, mujer negra e hija de esclavos. Cursó tanto la escuela primaria como la secundaria en su ciudad natal de Salvador (capital del estado de Bahía), y en 1934 abandonó la Escuela Politécnica de esa ciudad para ingresar al relativamente joven Partido Comunista Brasileño (PCB).

De esa manera, se convirtió en militante profesional del PCB y se trasladó a Río de Janeiro, por entonces capital del país, para trabajar en la reorganización o reestructuración del PCB. En mayo de 1936 fue detenido por subversión, detención que duró hasta julio del año siguiente. Al salir de la cárcel pasó a la clandestinidad, hasta ser volver a ser detenido en 1939. Estuvo encarcelado hasta 1945, cuando fue beneficiado con una amnistía debido al proceso de democratización que estaba viviendo el país por ese entonces.

Electo diputado federal constituyente por la delegación bahiana del PCB en 1946, perdió su cargo en 1948 debido al decreto que declaró la ilegalidad de los comunistas brasileños. De regreso a la clandestinidad, ocupó diversos cargos en la dirección del PCB.

Pasó los años de 1953 y 1954 en la por entonces recientemente fundada República Popular China, en la que incluso pudo entrevistarse personalmente con Mao Zedong. También por aquellos años visitaría la Unión Soviética, poco después de la muerte de Stalin, y poco antes del breve deshielo cultural que comenzaría bajo el liderazgo del entonces nuevo primer ministro soviético Nikita Jrushchov.

Surgimiento de la ALN

El 8 de mayo de 1964, poco más de un mes después de haber tenido lugar el golpe militar que instauró la última dictadura militar brasileña, Marighella fue baleado en el pecho y detenido por agentes del Departamento de Ordem Político e Social (DOPS, la policía política de la dictadura) en un cine de Río de Janeiro. Liberado en 1965 por orden de la Corte – después de interponer una acción de habeas corpus – al año siguiente optó por la lucha armada contra la dictadura. Debido a esa decisión, sería finalmente expulsado del “meramente burocrático” PCB en 1967. En agosto de ese mismo año Marighella había ido a Cuba para participar de la conferencia de la “Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina” (OSPAAAL, más conocida como Tricontinental), la cual propiciaba la lucha armada a partir de la conformación de guerrillas marxistas como medio para intentar acceder al poder en los diferentes países.

Algunos meses después, en febrero de 1968, luego de la muerte del guerrillero Che Guevara en Bolivia, Marighella fundó un grupo armado marxista, autodenominado Ação Libertadora Nacional (ALN, “Acción Liberadora Nacional”).

En septiembre de 1969 apoyó el secuestro en Río de Janeiro del entonces embajador estadounidense Charles Elbrick, en una acción conjunta de la ALN y del Movimiento Revolucionario 8 de Octubre (MR-8). Debido a la espectacularidad de esa acción, y al propio recrudecimiento del régimen militar, los órganos represivos del Estado brasileño concentraron sus esfuerzos en lograr su captura.

En la noche del 4 de noviembre de 1969 Marighella fue sorprendido por una emboscada en una calle de la ciudad de São Paulo. Finalmente resultó muerto a tiros por agentes del DOPS en una acción coordinada por el delegado Sérgio Paranhos Fleury.

Luego de la muerte de Marighella

No obstante, tras la muerte de Marighella la ALN continuó en actividad hasta 1974. Su sucesor en el mando de la ALN fue Joaquim Ferreira Camara, quien también sería abatido al año siguiente. Los militantes más activos de la ALN en São Paulo eran Yuri Xavier Ferreira y Ana Maria Nacinovic, quienes continuaban realizando peligrosas actividades panfletarias contra la dictadura militar hasta 1972, año en el que encontrarían la muerte mediante una emboscada represiva. También, 18 de sus militantes resultarían muertos y otros cinco serían contabilizados como desaparecidos. El último líder de la ALN sería Carlos Eugenio Sarmento da Paz, quien logró sobrevivir autoexiliándose en Francia, y sólo regresó a Brasil después de promulgada una amnistía.

En 1996 el Ministerio de Justicia brasileño reconoció la responsabilidad del Estado en la muerte de Carlos Marighella. Aún más tardíamente, unos 12 años después de ese reconocimiento, el 7 de marzo de 2008 se decidió que su compañera en vida, Clara Charf, debe recibir una pensión vitalicia por parte del Gobierno Federal del Brasil.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Marighella


Fuente: http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/11/04/marighella-ejemplo-de-resistencia-y-amor-a-brasil/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.