Ucrania: ¿El Sarajevo del siglo XXI? Noticias [+Video].

map of Ukraine - vector illustration

Crisis ruso-ucraniana: política de cañoneros en el mar de Azov

La tensión entre Rusia y Ucrania continúa escalando. Si no se le pone un fin, la amenaza va más allá de un nuevo conflicto militar, teme Bernd Johann.

La disputa entre Kiev y Moscú ha alcanzado un nuevo clímax. El liderazgo de Ucrania ha impuesto la ley marcial en gran parte del país, en respuesta al tiroteo y captura de tres barcos militares ucranianos por parte de Rusia durante el fin de semana.

Kiev pretendía trasladar sus barcos de Odessa, en el Mar Negro, a los puertos de Berdyansk y Mariúpol, en el Mar de Azov, a través del Estrecho de Kerch. Pero Rusia los detuvo violentamente y arrestó a sus tripulantes en Crimea. Varios marineros ucranianos resultaron heridos en la acción.

A Ucrania le asiste el derecho

Ucrania protesta contra este procedimiento, y con razón. Rusia está violando el derecho internacional, la Convención Internacional sobre el Derecho del Mar y un tratado bilateral de ambos países sobre el uso del Mar de Azov. Todos ellos prevén la libre circulación de buques, incluidos los buques de guerra. Al igual que con la anexión de Crimea y su apoyo a los separatistas en la región de Donbás, el Kremlin demuestra nuevamente que ignora tratados legalmente vinculantes y apuesta por la política de la fuerza.

Con razón, Ucrania recibe apoyo internacional. Socios en Europa como Alemania, pero también Canadá y Estados Unidos, continúan apoyando a Ucrania. La evaluación legal y política de la agresión rusa está clara. La afirmación de Moscú de que Ucrania violó territorio ruso no puede ser cierta, porque casi ningún país del mundo reconoce la anexión de Crimea.

  ¿Están restringidos los derechos civiles?

Ukraine Kiew Präsident Poroschenko beim Treffen mit dem nationalen Sicherheitsrat (Reuters/Ukrainian Presidential Press Service/M. Markiv) Pero, ¿por qué el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, decreta ahora la ley marcial? Poroshenko quiere movilizar reservistas, así como fortalecer la defensa nacional y la seguridad de la información. Sin embargo, en pie de guerra, podrían restringirse también derechos civiles como la libertad de reunión y expresión, o podrían imponerse medidas de coerción económica. Aunque Poroshenko ha insistido en que tal cosa no sucederá, seguramente los ucranianos continuarán temiendo lo peor. Pues el decreto presidencial, aprobado por los miembros del Parlamento en la noche del lunes (26.11.2018), está vagamente formulado en muchos puntos.

En realidad, Poroshenko quería aplicar la ley marcial por 60 días y en todo el país. Pero, después de una sesión parlamentaria caótica, con muchas correcciones, se aplicará por 30 días y en solo diez áreas, cercanas a territorio ruso o controlado por Rusia. No queda claro cómo eso mejorará la defensa nacional.

En cualquier caso, a la mayoría de los parlamentarios les parecieron exageradas las demandas del presidente. Y es que Ucrania debe volver a elegir a su jefe de Estado el 31 de marzo del próximo año. Con este fin, la campaña electoral debe comenzar a fines de diciembre, o sea, en poco más de 30 días. Si la ley marcial se impusiera por más tiempo, sería imposible celebrar elecciones, pues la democracia estaría efectivamente anulada.

¿Ley marcial como maniobra de campaña electoral?

Solo después de una dura lucha, el presidente se ha rendido. Fue recibido por un fuerte viento en contra en el Parlamento. El otrora hombre fuerte de Ucrania está maltrecho. Cinco años después del masivo movimiento de Maidán, que salió a la calle por una Ucrania democrática y contra la corrupción, la mayoría de los ciudadanos se muestra insatisfecha con la gestión de Poroshenko.

No sorprende, entonces, que muchos ucranianos estén preocupados por la ley marcial. La guerra separatista respaldada por el Kremlin en el este de Ucrania contra Kiev costó más de 10.000 vidas. Sin embargo, durante años, el liderazgo ucraniano habló solo de una operación antiterrorista.

Ahora se declara la ley marcial porque tres barcos militares fueron capturados por Rusia en el estrecho de Kerch. ¿Es esta una maniobra de campaña de un presidente contra la pared? En cualquier caso, tan cerca de las elecciones, esta situación no fomenta sino desconfianza: no solo en la población ucraniana, que no quiere perder sus libertades democráticas; sino también entre los socios de Ucrania en Occidente, que ya presionan para desescalar tensiones. Mientras tanto, Moscú continúa su política de cañoneros y empuja a Kiev a la deriva.

Fuente: https://www.dw.com/es/crisis-ruso-ucraniana-pol%C3%ADtica-de-ca%C3%B1oneros-en-el-mar-de-azov/a-46476896


por HipanTV.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, advierte de la creciente amenaza de una guerra total entre Rusia y Ucrania tras la reciente escalada de tensiones.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, 24 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, 24 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)

Poroshenko, en declaraciones a la televisión ucraniana, tras destacar este martes el significativo aumento de tropas y equipos militares rusos en las fronteras comunes, ha alertado de la amenaza de una “guerra total” con Moscú.

“No quiero que alguien piense que esto no es un asunto serio. Ucrania está bajo la amenaza de una guerra total con Rusia”, ha dicho el presidente ucraniano, señalando que el drástico aumento de fuerzas rusas en las zonas fronterizas deja claro que Moscú está interesado en un combate directo con Kiev.

Se ha referido en concreto a informes de los organismos de inteligencia de Ucrania sobre que recientemente se ha triplicado la cantidad de tanques desplegados en las bases militares a lo largo de las fronteras compartidas entre Rusia y Ucrania: “El número de tanques en las bases (militares rusas) situadas a lo largo de nuestra frontera se triplicó”.

Tras el incidente en el mar de Azov entre las Armadas de Rusia y Ucrania, Poroshenko afirma que trató de conversar con su homólogo ruso, Vladimir Putin, pero no respondió a sus peticiones de mantener una conversación telefónica (Rusia, sin embargo, asegura que no hubo intento alguno por parte de Ucrania).

Ha vuelto a insistir por último en la unidad de los ucranianos, asegurando que las autoridades y las Fuerzas Armadas de Ucrania harán lo que esté en su poder para defender a su pueblo de las “agresiones de Rusia”.

Según las autoridades rusas, el incidente en cuestión tuvo lugar el domingo por la mañana, cuando los buques ucranianos cruzaron “ilegalmente” aguas rusas, dirigiéndose al estrecho de Kerch, en la zona estratégica del mar de Azov, situado entre Crimea (anexionada en 2014 a Moscú) y el este de Ucrania (escenario de un conflicto que enfrenta a Kiev y a los independentistas).

No quiero que alguien piense que esto no es un asunto serio. Ucrania está bajo la amenaza de una guerra total con Rusia”, alerta el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko.

Rusia denunció en la misma jornada que las naves ucranianas “maniobraban de forma peligrosa” y “no obedecían” a las advertencias de los barcos rusos que las escoltaban. Finalmente los guardias fronterizos rusos se vieron obligados a emplear las armas para impedir el paso de dichas embarcaciones.

Ucrania, en respuesta, acusó de seguido a Rusia de disparar contra sus barcos en “una escalada premeditada” y de herir a varios de sus efectivos. También exigió a Rusia que repatrie a los militares heridos, devuelva los bienes militares ucranianos e indemnice por los daños causados.

Evidentemente, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) —sus relaciones con Rusia no pasan por su mejor momento— respaldó la versión de Kiev, culpando a Moscú del incidente de los buques.

El Ministerio de Defensa de Ucrania ya el lunes solicitó ayuda militar a sus aliados internacionales, la OTAN como más importante, para “contener al país agresor, entre ellas imponer nuevas sanciones y recrudecer las actuales”.

27 de noviembre de 2018

Fuente: https://www.hispantv.com/noticias/ucrania/394630/guerra-rusia-buques-tensiones-poroshenko-azov

 


Putin responsabiliza a Ucrania por “situación de conflicto y riesgos que conlleva”.

El presidente ruso sostiene que los buques de la Armada ucraniana cometieron una “burda violación del derecho internacional”. Doce de los 24 marineros ucranianos detenidos permanecerán en prisión por dos meses.

El presidente ruso, Vladímir Putin, rompió su silencio este martes (27.11.2018) para lanzar una advertencia a Ucrania contra nuevos pasos “irreflexivos”, mientras un tribunal de Crimea ya encarceló por dos meses a 12 de los 24 marineros apresados el domingo en el mar Negro.

“Los dirigentes ucranianos tienen toda la responsabilidad por crear una nueva situación de conflicto y por los riesgos que ello conlleva”, dijo Putin en una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel.

Merkel, que había prometido al líder ucraniano, Petro Poroshenko, que mediaría para frenar la escalada de tensión en la zona del estrecho de Kerch, que une los mares Negro y de Azov, se encontró con un Putin firme en su acusación de que fueron los buques de la Armada ucraniana los que cometieron una “burda violación del derecho internacional”.

Además, Putin expresó una “gran preocupación” por el hecho de que Ucrania declarara el estado de excepción en diez regiones del país -incluidas todas las costeras y las que limitan con la Federación Rusa- y pusiera en alerta a sus tropas.

Putin expresó la confianza de que Berlín “influya en las autoridades ucranianas para disuadirlas de nuevos pasos irreflexivos” y vinculó la excesiva reacción de Kiev con las elecciones presidenciales de marzo de 2019, en las que Poroshenko aspira a la reelección.

Rusia activa campaña internacional para evitar sanciones

En un intento de evitar nuevas sanciones occidentales, Rusia puso en marcha una campaña internacional dirigida desde París por el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, quien aseguró que no hacen falta “mediadores” para arreglar el último contencioso entre Moscú y Kiev.

Tras entrevistarse con su colega galo, Jean-Yves Le Drian, Lavrov aseguró que el incidente del domingo, en el que resultaron heridos tres marineros cuando los guardacostas rusos abrieron fuego contra barcos ucranianos, fue orquestado por el Servicio de Seguridad de Ucrania y llamó a Bruselas a que envíe un “fuerte mensaje” y convenza a Kiev de que deje de “jugar con fuego”.

En Berlín, el viceministro de Exteriores y antiguo embajador ante la OTAN, Alexandr Grushkó, descartó la posibilidad de que el incidente naval puede desembocar en un conflicto militar.

“Desde el punto de vista militar el incidente está agotado. Considero que al fin y al cabo debe prevalecer la razón”, dijo.

La mitad de los marineros ucranianos detenidos permanecerán en prisión

Mientras, un tribunal de Simferópol, la capital de la península ucraniana de Crimea, anexionada por Rusia, dictaminó las primeras medidas cautelares contra 12 de los 24 marineros apresados a bordo de los arrestados barcos Berdiansk, Nikopol y Yani Kapu, quienes fueron interrogados los últimos días por el Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB, antiguo KGB).

Acusados en virtud del artículo 322 del Código Penal ruso, que alude a la premeditada violación de la frontera por parte de un grupo de personas con el uso de la violencia o la amenaza de usarla, permanecerán en prisión preventiva hasta el 25 de enero, la misma suerte que les espera a los otros doce tripulantes.

La defensora rusa del pueblo, Tatiana Moskalkova, informó que un oficial y dos marineros se encuentran hospitalizados con heridas, pero sus vidas “no corren peligro”.

El FSB acusa a los tres barcos ucranianos de violar sus aguas territoriales cerca de Crimea, de ignorar las demandas de los guardacostas rusos de detenerse y de apuntar con sus armas contra las lanchas rusas.

Estado de excepción en marcha

Entre tanto, Ucrania ya ha comenzado a poner en marcha el estado de excepción con medidas el reforzamiento de la seguridad en los nudos de transporte y ha recomendado a los pesqueros que faenan en el Azov a que regresen a sus puertos.

El ministro de Defensa ucraniano, Stepán Poltorak, recibió a una delegación de Estados Unidos, a la que informó sobre la situación en los mares Negro y Azov, y la necesidad de imponer el estado de excepción “como medida preventiva en caso de que Rusia lance una operación terrestre a gran escala contra Ucrania”.

“Debemos comprobar nuestra capacidad de reaccionar ante cualquier acontecimiento”, comentó.

Tensión en Crimea: Video

Fuente: https://www.dw.com/es/putin-responsabiliza-a-ucrania-por-situaci%C3%B3n-de-conflicto-y-riesgos-que-conlleva/a-46478652


Anexo CT:

Adhesión de Crimea y Sebastopol a Rusia

La adhesión de Crimea y Sebastopol a Rusia es el proceso de incorporación de la República de Crimea —reclamada por Ucrania como la República Autónoma de Crimea— y de la ciudad de Sebastopol como sujetos federales de la Federación de Rusia.​

Putin with Vladimir Konstantinov,
Firma de la adhesión de Crimea y Sebastopol a la Federación de Rusia. De izquierda a derecha: Serguéi Aksiónov, Vladímir Konstantínov, Vladímir Putin y Alekséi Chaly.

Tiene su origen en el Euromaidán, la revolución ucraniana iniciada a finales de 2013, y que culminó con la destitución de Víktor Yanukóvich en lo que para el gobierno ruso fue un golpe de Estado. Tras esto, surgió un conflicto en el sureste de Ucrania, de mayoría rusoparlante, entre algunos prorrusos y opuestos a los eventos ocurridos en Kiev, que reclamaban estrechar sus vínculos (o inclusive integrarse) con la Federación de Rusia, y los defensores de Euromaidán.

De acuerdo con la Ley sobre Nuevos Territorios Federales de la legislación rusa, la península puede considerarse parte de Rusia desde el momento de la firma del acuerdo interestatal del 18 de marzo de 2014. Además, el periodo transitorio se prolongará hasta el 1 de enero de 2015.

El proceso de adhesión no es reconocido por Ucrania, que lo considera como ilegal, y asegura que el territorio sigue conformando la República Autónoma de Crimea y la ciudad especial de Sebastopol.​ Esta adhesión por parte de Rusia, considerada ilegal por parte de Estados Unidos y de la Unión Europea, causó la peor crisis en las relaciones entre Rusia y Estados Unidos desde el final de la Guerra Fría.

La Asamblea General de las Naciones Unidas también declaró como «inválida» la secesión de Crimea y Sebastopol de Ucrania, reafirmando la resolución 68/262 sobre la «integridad territorial ucraniana».

Fuente (extracto): https://es.wikipedia.org/wiki/Adhesi%C3%B3n_de_Crimea_y_Sebastopol_a_Rusia

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.