Chile popular: ¿Por qué no nos sirve votar?

Antes Votamos ¿y qué cambió?  26 de Abril: a seguir luchando.

Declaración Pública Andha Chile, Sintrac, Federación Clotario Blest.

El 15 de Noviembre, entre cuatro paredes, un grupo de políticos, asustados por el pueblo que desbordaba las calles exigiendo la cabeza de Piñera, sorprendieron a todos con un anuncio que no estaba en el petitorio de nadie; se llamaría a plebiscito por una Nueva Constitución.

Desde el  18 de octubre millones de chilenos gritábamos en las calles que durante 30 años los políticos de izquierda y derecha nos habían estafado, robado, ninguneado. Pero ese 15 de noviembre,  por un acto de magia político electoral el engañador se transformó en portavoz de nuevas esperanzas democráticas. El lobo volvió a disfrazarse de oveja.  Un espurio e infame «Acuerdo Por la Paz y la Nueva Constitución» se firmó con la sangre del pueblo movilizado, un pueblo activo que continúa sufriendo y resistiendo la más brutal represión de agentes del Estado de Chile, verificándose sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos y el injusto encarcelamiento de miles de luchadores sociales.

Como si fuera la repetición del fin de los 17 años de dictadura, se nos convocó para el 26 de abril, a  medir las fuerzas  a través de un lápiz y un papel. Un día casi irreal en el que  gracias al voto universal  la opinión del Poderoso empresario Andronico Luksic vale lo mismo que la señora juanita.  En redes sociales connotados líderes sociales anuncian que votarán por el apruebo al mismo tiempo que líderes empresariales y hasta los partidos de derecha anuncian voto dividido.

Apruebo o Rechazo. Convención Mixta o Constituyente. No importa lo que vote, mientras vote, porque con ese gesto los políticos y quienes los financian vuelven a recibir un cheque en blanco de todos los chilenos.  Porque no nos hagamos los lesos, de esto se trata: lo que buscan políticos y empresarios con su apoyo a la Nueva Constitución es enredar  y desmovilizar al pueblo en su lucha directa.

Las organizaciones que llamamos a no participar el 26 de Abril lo hacemos desde el profundo convencimiento que el pueblo organizado no puede, ni debe dejarse pautear por Piñera y los empresarios. Lo que la lucha cotidiana nos enseña es que los ricos y sus empleados políticos nunca  le han regalado nada al pueblo. Su riqueza depende de nuestra pobreza, y esto solo terminará cuando se acabe con el modelo económico y social de los empresarios. La «Nueva Constitución» que nazca de este proceso  va a quedar amarrada por los tratados internacionales firmados previamente los que le aseguran el poder económico de las trasnacionales (con el TPP11 por ejemplo).

La Constitución que queremos tiene que ser construida a través de una Asamblea Libre y Soberana y eso solo será posible cuando un gobierno auténticamente popular garantice la participación informada de cada uno de los chilenos.

Nuestra lucha por la liberación ha sido larga y empezó hace siglos con el pueblo mapuche y su inquebrantable resistencia. Siguió en las pampas salitreras y en los cordones industriales. Creció en las barricadas de los 80’, y se hizo gigante con la valentía de los secundarios, mujeres y pobladores en lucha. Por todo esto el 26 de Abril, no será ni el fin del modelo, ni el inicio de un futuro esplendor.

Para el Pueblo Organizado es solo la oportunidad para nuevamente llamar a luchar

PORQUE LO QUE QUEREMOS NO ESTA EN UN VOTO.

Firman:

Andha Chile

Sintrac

Federación Clotario Blest.

1 Comment

  1. Creo que no hay que confundir tactica con estrategia, este llamado a plebicito es a pesar de todo un triunfo, muy parcial, pero lo es, de las movilizaciones sociales que comenzaron en octubre.

    Hay que arar con los bueyes que se tienen y no con imaginarios, dicen los campesinos.

    Existe la posibilidad de que al menos algunas cosas importantes, quizá no tan estructurales se cambien si tenemos una gran mayoría de delegados en la convención, a pesar de los amarres y rayados de cancha de los présidentes de partidos y el gobierno. Eso depende de nosotros hagamos lo posible por obtener elegidos idoneos, honestos y sensibles a lo que reclamamos. Es decir hacer un trabajo de concientización con las pocas herramientas que contamos. Lo que la mayoría de la gente quiere, es que se le mejore la calidad de vida, aunque sea un poco, no cambios estructurales, la mayoría ni sabe de qué se trata eso, recién se están enterando, gracias a las movilizaciones y las discusiones que se dan en este contexto. Y sí se podrían mejorar sus condiciones con algunos cambios, auqnue no sean totalmente estructurales. Pero al parecer uds quieres haer la revolución total, al tiro, pero con qué fuerzas? O con qué ropa??? A mi también me encantaría, pero reo que nos faltan muchas fuerzas y organización para ello. Lo que tenemos actualmente es un movimiento social, no una revolución. Los movimientos sociales toman, en gral. Mucho tiempo a madurar, tener unas líneas claras de conducta de reivindicaciones, de organización.

    Por otra parte si nos vamos a los fundamentos del marxismi-leninismo, Podemos ver que Lenin dijo «mientras no se tengan las fuerzas para derrotar al estado burgués, hay que particupar en todas las instancias de ese estado, para ir ganando fuerzas, organización y concientizando más gente» Recabarren dijo algoparecido, así como muchos otros líderes. Esteplesbicito es una de esas instancias del estado burgués.

    Participar en estos eventos no significa para nada abandonar la calle y menos los cabildos y asambleas comunales ciudadanas donde se está ya discutiendo como hacer para llegar a una Asamblea Constituyente Nacional ciudadana, es decir soberana, sin que nadie le raye la cancha, pasando or las regionales… y que sea plenipotenciaria, pero eso tomará tiempo, bastante tiempo y nada impide que logremos imponerla cuando tengamos la suficiente fuerza y organización, auqnue se haya aprobado una constitucón antes, producto de la maniobra de algunos políticos y el gobierno…

    Restarse a participar en el plesbicito y constituyente actualmente propuesta, significa de una parte que la gran mayoría del pueblo no comprenderá esa actitud (aislarse de las masas), andamos en un 70% de aceptación) y por otra parte le dará fuerzas a toda esa derecha rancia que la rechaza para conservar la de Pinochet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.